Piden 30 meses de cárcel al dueño de Cubo Express por contratos irregulares

La Fiscalía le acusa, junto a otros dos responsables, de un delito contra el derecho de los trabajadores y falsedad documental

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La Policía Nacional detuvo hace ocho años a los responsables de la empresa de basuras Cubo Express. Tras la muerte de un trabajador, después de pasar quince meses en coma por culpa de un accidente laboral, se comprobó que los acusados estaban empleando a inmigrantes sin papeles y «abusaron» de su situación para imponerles condiciones de trabajo «muy gravosas», según afirma la Fiscalía en su escrito de calificación, que defenderá el lunes 11 de septiembre en el juicio que tendrá lugar en el Palacio de Llamaquique.

En concreto, sostiene, doce empleados no recibían el sueldo que les correspondían, no disfrutaban del periodo reglamentario de vacaciones, tampoco recibieron cursos de prevención de riesgos laborales y no se les dotó de los medios necesarios para realizar su trabajo con seguridad. Para dar apariencia de legalidad, tanto el administrador de la empresa como los encargados de las contrataciones realizaban contratos con nombres de otras personas que sí poseían la documentación reglamentaria, aunque no tenían nada que ver con Cubo Express. «Estos ciudadanos contaban con documentación legal para desempeñar estas tareas», indica el Ministerio público en su escrito.

HECHOS

Accidente
Un trabajador de Cubo Express cae de un camión en marcha y fallece tras quince meses en coma.
Entierro
Un primo del fallecido explicó que la identidad del cuerpo no era la que reflejaban los papeles. Se interpuso una denuncia.
Investigación
La Policía Nacional detuvo en 2009 a tres responsables de las contrataciones de la empresa.
Juicio
Se les acusa de un delito contra el derecho de los trabajadores y falsedad documental. El juicio será el lunes 11.

Para evitar que esta trama fuese descubierta en las sucesivas inspecciones de la Seguridad Social y de Hacienda, los tres administradores amenazaron a los trabajadores con que siempre que fuesen interrogados utilizaran los datos que aparecían en el contrato para así continuar con la trama y evitar entrar en prisión.

Utilizaban los papeles de otras personas para darles de alta en la Seguridad Social

Los inicios

La 'Operación Express', tal y como la denominó la Policía, arrancó el 7 de diciembre de 2008, cuando un representante de una funeraria denunció en comisaría que tras haberse ocupado de la muerte de Steven O., de 35 años y natural de Ghana, un primo del fallecido había explicado que esa no esa su verdadera identidad. La inhumación se paralizó hasta constatar que se trataba del senegalés Mandaw. D., de 36 años. Su muerte hizo tirar del hilo a los agentes y ahora los acusados se enfrentan cada uno a treinta meses de prisión, una multa de nueves euros diarios durante seis meses y la inhabilitación especial para votar durante la condena.

Fotos

Vídeos