Piden nueve meses de cárcel al acusado de abandonar a una perra en Trubia

El can fue encontrado en estado famélico y con úlceras en la piel tras sobrevivir cinco meses entre escombros y heces y sin acceso a agua

J. C. A. OVIEDO.

El dos de diciembre de 2016 un particular alertó a la Policía Local de Oviedo para que actuara en una finca en Trubia donde, entre ruinas y heces, yacía una perra de raza pitbull que había sido desatendida por su propietario meses atrás.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, en fechas no concretadas pero, «en todo caso desde finales de junio del año 2016», según la nota informativa que ayer envió a los medios, era el propietario de una perra adulta, raza pit-bull de color canela. El animal se encontraba en el interior de una finca en la localidad de Piedrallasa, en Trubia, en una caseta en ruinas con el suelo lleno de cascotes, bordes afilados y objetos salientes, abandonado a su suerte.

Por motivos que se desconocen, el procesado, cesó voluntariamente de atender a la perra en sus necesidades básicas, tales como proporcionarle agua y comida al tiempo que tampoco limpiaba la zona. La perra vivía entre heces abundantes y sin acceso a agua, lo que le provocó una merma física importante, estaba desnutrida, se le veían todos los huesos y tenía múltiples úlceras originadas por su extrema delgadez y por estar tirada sobre cemento.

La Policía Local encontró a una pitbull «entre cascotes y bordes afilados»

Ante esta situación, la Policía Local intervino en en el lugar llevándose al animal a una clínica veterinaria donde donde fue atendida de sarna sarcóptica y de su estado general, llegando a recuperarse gracias a los tratamientos y cuidados recibidos.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de maltrato de animal doméstico del artículo 337.1 y 2.a del Código Penal y solicita que se condene al acusado a nueve meses de prisión e inhabilitación especial para ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga que ver con animales, así como para la tenencia de animales durante tres años. La vista oral se celebra hoy en el Juzgado de lo Penal número tres de Oviedo, a las 10.15 horas.

Además, se solicita que se condene al acusado a indemnizar a la clínica veterinaria que atendió al animal con la cantidad que se determine en concepto de gastos asistenciales.

Un chip contra maltratadores

A raíz de la brutal paliza que sufrió la penúltima semana de diciembre, Nicolás, el perro enmcontrado en un contenedor en la Manjoya, la edil de Salud, Mercedes Fernández, informó de que el Ayuntamiento trabaja en una ordenanza para que todos los perros estén microchipados. De esta forma se podrá saber quiénes son los dueños que maltratan o abandonan a los animales. «Primero advertiremos y después impondremos una sanción».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos