Piden prohibir los conciertos en la plaza de la Catedral

Afirman que en este emplazamiento no se pueden instalar «escenarios, carpas y construcciones efímeras»

R. A. OVIEDO.

La Asociación Cultural La Escandalera no solo propone soluciones en la mejora de las viviendas, el pavimento de las calles, la accesibilidad y la actividad económica del casco histórico. Al final del capítulo de ideas de 'Propuesta de regeneración integral del Oviedo Antiguo', dedican un párrafo a las actividades culturales que se organizan cada año en la plaza de la Catedral. Piden prohibir la instalación de «escenarios, carpas y construcciones efímeras» y abogan por desplazar al paseo del Bombé las actuaciones de los grupos folclóricos que cada fin de semana y festivos llenan de música tradicional el casco histórico.

Los vecinos presentes en el acto se mostraron a favor y durante el turno de preguntas más de uno pidió que se descentralizasen las actividades de la plaza de la Catedral. Es más, indicaron que sería bueno que cada año las fiestas mateínas se celebren en un barrio distinto: «El ruido que genera la música hace que los cristales de mi casa retumben, ya que yo no la tengo insonorizada», advirtió una inquilina. Asimismo, se quejaron que a partir de mañana soportarán durante diez días el jolgorio de los festejos con los problemas que esta situación puede acarrear a su salud.

La Asociación Cultural La Escandalera no es la única que pide un cambio de modelo de fiestas. El Arzobispado lleva años insistiendo que el volumen que se alcanza durante los conciertos o en la Noche de San Juan afecta gravemente a la fachada de la Catedral, por lo que el año pasado contrató una empresa para que analizase estos efectos. El resultado fue que durante el control de ruidos y vibraciones se respetó el límite legal, pero esto no se cumplió en ediciones anteriores de las fiestas mateínas.

El alcalde, Wenceslao López, expresó el pasado abril que «hay conciertos desde hace años en la plaza de la Catedral y las piedras se caen por la edad y no por el ruido». «Hace pocas fechas hubo obras de reparación en San Isidoro y allí no hay conciertos. Creo que todos los edificios antiguos tienen siempre un problema y es que los años hacen que requieran un mantenimiento», argumentó entonces.

Fotos

Vídeos