Queda para entregar unas llaves y acaba clavándole un cuchillo

Tras iniciar una discusión, el acusado clavó una navaja a otro hombre en el tórax y le persiguió

S. N. OVIEDO.

Hoy, a las diez de la mañana, arrancará el juicio contra un hombre acusado de intentar matar con una navaja a otro con el que se había citado para la devolución de unas llaves en la calle Piñole de Pumarín. La Fiscalía pedirá una condena de siete años de prisión por un supuesto delito de intento de homicidio y otro de daños durante la vista en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Según el escrito de acusación, a las dos de la tarde del 5 de diciembre de 2015, el procesado había quedado con el otro hombre y cuando le había dado las llaves, le pidió una serie de objetos y herramientas que le pertenecían, negándose el otro por problemas anteriores entre ambos. «Así se inició una fuerte discusión, en el curso de la cual el procesado esgrimió una navaja y, con la intención de causar la muerte del otro, se abalanzó sobre él y se la clavó en el tórax». A pesar de que comenzó a sangrar de forma abundante, salió corriendo hacia su vehículo, estacionado en la calle Buenaventura Paredes. Le perseguía el acusado, pero logró escaparse de él al adentrarse en el turismo y arrancarlo. Antes, le rajó dos ruedas. La víctima tardó en curar sesenta días, de los que seis estuvo ingresado en el HUCA, y le quedó una cicatriz de un centímetro en el tórax.

Además de la pena de siete años, la Fiscalía solicita la prohibición de acercarse a la víctima a menos de quinientos metros durante ocho años y que le indemnice con 3.660 euros por las lesiones, 300 por las secuelas, 189 por las ruedas y 4.177 al Sespa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos