Las pistas de San Lázaro contarán con un nuevo acceso y se ampliará el aparcamiento

Las pistas de San Lázaro contarán con un nuevo acceso y se ampliará el aparcamiento

El Consistorio urbanizará la zona para que se puedan realizar conciertos en el equipamiento deportivo en condiciones seguras

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Hace diez años, las pistas de San Lázaro acogieron por última vez conciertos en San Mateo. Sonaron Extremoduro o Amaral, pero desde entonces, no ha habido más actuaciones por problemas de seguridad en la evacuación. Una situación que solucionará el Ayuntamiento este año, mediante una obra que costará casi 690.000 euros y remodelará toda la zona, creando una nueva carretera en torno al colegio Veneranda Manzano y mejorando el aparcamiento ya existente junto a las piscinas.

La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, explicó que «aquello era un poco ratonera» y ahora el Consistorio «convertirá toda la zona en urbana, permitiendo la accesibilidad peatonal. Se va a soterrar toda la red de telefonía y de luz, se pondrá un nuevo alumbrado, se va a cambiar la red de abastecimiento de agua -de saneamiento no- y se harán drenajes».

De acuerdo con el proyecto redactado el pasado junio por Viavetus Ingenieros, se construirá un nuevo vial que bordeará el colegio Veneranda Manzano, con un solo carril de 3,5 metros limitado a 30 kilómetros por hora y aceras de 1,8 metros a cada lado. Saldrá de la calle Gil Blas y volverá a la misma, conectando también con la calle Malatería. En las pistas de San Lázaro se habilitará una salida de al menos siete metros para que puedan entrar ambulancias y bomberos. Además, se ampliará el aparcamiento que ya existe junto a las piscinas.

La filosofía de la reforma es mejorar la accesibilidad en general en la zona, tanto peatonal (conectando con la senda verde del parque de Invierno) como rodada, al rehacer los aparcamientos y facilitar las entradas y salidas. Se instalarán además bancos con mesas, aparcabicis, papeleras nuevas y cada cuatro metros árboles como fresnos o sauces.

Cambiará la morfología del terreno. Al sur del colegio se levantará un terraplén de hasta cinco metros. También se demolerán muros de piedra de una parcela ruinosa junto a la calle Malatería, así como las escaleras entre dicha calle y Gil Blas.

Objetivo San Mateo

Las obras aún tardarán en salir a concurso público. «Tenemos el pliego y en el (proyecto de) presupuesto viene una partida para el proyecto. Está pendiente la aprobación definitiva, hasta que no haya cuentas no existen inversiones», informó la edil. A ello se une que será necesaria la concesión de un préstamo para financiar los trabajos, que tienen un plazo de ejecución previsto de cuatro meses.

Rivas dejó abierta la puerta a la posibilidad de que las obras concluyan antes del próximo San Mateo, con el objetivo final de que se realicen conciertos «en condiciones seguras». De realizarse rápido, apuntó el concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', se llevarán de nuevo recitales a San Lázaro «si hay demanda de las empresas. El año pasado ya se interesó gente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos