Pola defiende los trámites de la planta de Priorio pese a las 300 alegaciones

Pola defiende los trámites de la planta de Priorio pese a las 300 alegaciones
Los vecinos se manifestaron ante la Junta General en contra de la planta de asfalto en Priorio. / P. LORENZANA

El Ayuntamiento pide una nueva resolución que tenga en cuenta un estudio de impacto ambiental más extenso

J. C. A. / G. D. -R. OVIEDO.

El consejero de Industria del Principado, Isaac Pola, se remitió ayer a los «procedimientos garantistas» y «no opinables» seguidos para la tramitación y la autorización de la planta asfáltica en la explotación Peñas Arriba Peñas Abajo en Santa Marina de Piedramuelle, que Canteras Cárcaba quiere poner en funcionamiento con fuerte oposición vecinal y los grupos municipales de Oviedo.

Ante las preguntas de la diputada de Podemos, Lorena Gil, que consideró «ilegal» la resolución favorable a la explotación industrial, el consejero dio acuse de recibo de los 300 recursos e indicó que serán analizados de forma pertinente. Entre ellos, el del Consistorio, con entrada el pasado 1 de marzo, en el que se insta a una nueva resolución en la que se contemple una declaración de impacto ambiental ordinaria en vez de la simplificada que figura en el expediente actual.

Las protestas de los vecinos, congregados a las puertas de la Junta General y luego en la zona de invitados del hemiciclo, fueron recogidas por Podemos. «Se trata de una tramitación apurada», afirmó Gil, que tachó de «corta y pega» el documento porque contiene referencias al concejo de Carreño y «a un vertedero». La diputada explicó que, además, «no se tienen en cuenta los efectos acumulativos en la zona», ni los mecanismos de participación del Ayuntamiento.

Más información

Las frías respuestas de Pola encendieron a los vecinos que se marcharon de la junta cargando contra el consejero: «Mentiroso», le espetaron. Representantes de la plataforma afirmaron que «no pararemos hasta paralizar el proyecto, de momento el estudio de impacto ambiental es de risa».

Por lo que respecta al Ayuntamiento, el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, conformó ayer lo obvio a preguntas del Grupo Municipal de Ciudadanos en la comisión del ramo: que si el Principado da por buena la tramitación medioambiental, incluso con el procedimiento simplificado, el Ayuntamiento otorgará la licencia de actividad. Lo obvio, porque las licencias son un procedimiento reglado, y denegar el permiso a una actividad que cumpliría en ese caso con todos los requisitos, es poner un pie en Villabona.

El portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, se apresuró a señalar las incoherencias entre la postura de Somos en el Ayuntamiento y de Podemos en la Junta General sobre la futura planta de asfaltado y hormigón, «que dicen lo contrario donde son oposición y donde gobiernan, como es el caso de Oviedo». «Mientras en la Junta se ponen tras la pancarta de activistas medioambientales y encabezan las protestas contra este atentado, en los despachos del Ayuntamiento se quitan la careta y reconocen que tendrán que dar la licencia de actividad a la empresa, incluso, con estudio medioambiental reducido», resumió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos