La Plataforma Feminista insistirá en la retirada de la estatua de Woody Allen en Oviedo

La efigie de Woody Allen en Milicias Nacionales.
La efigie de Woody Allen en Milicias Nacionales. / A. PIÑA

Ciudadanos respalda la opinión del alcalde de que «los juicios se tienen que hacer en los juzgados y no en base a testimonios»

R. AGUDÍN / D. LUMBRERAS OVIEDO.

La presidenta de la Plataforma Feminista de Asturias, Eva Irazu, mostró ayer la «decepción» de su colectivo después de que el Consejo de Igualdad no valorase la retirada de la estatua de Woody Allen de Milicias Nacionales, como habían solicitado después de que la hija del cineasta, Dylan Farrow, volviese a acusarlo públicamente de abusos sexuales, un delito del que fue absuelto hace años. «Esperábamos un poquito más de valentía, nos gustaría que el consejo se hubiese posicionado del lado de las víctimas», declaró.

«No lo vamos a dejar en barbecho, como hicieron en el consejo. Seguiremos en ello a partir del 8 de marzo. Es algo que merece la pena», avanzó Irazu. Para la activista, Oviedo está «manteniendo un homenaje continuo a un señor con una reputación manchada», aunque «no hay sentencia en contra». A su juicio, no retirar la efigie «manda dos mensajes: a las mujeres, que por mucho que les digamos que denuncien, luego si denuncian no se las cree, y a los hombres, que da igual lo que hagan, con que lo nieguen, les vale. Son mensajes muy peligrosos».

Sin embargo, la concejala de Igualdad, Marisa Ponga, cerró la puerta a su retirada: «Este asunto ya está hablado y percibí que cuando se abrió el debate, no se valoró este tema sino que se llevó a otra consideración: valorar la imagen de la mujer que dan las estatuas».

«Considerábamos importante que esto se tratara en consejo y nos alegramos que así haya sido», defendió la portavoz de IU, Cristina Pontón. No obstante, subrayó que «esta escultura genera un rechazo social evidente en un momento de sensibilización y visibilización que ha generado el movimiento feminista».

Tanto Ponga como Pontón coincidieron en la importancia de reflexionar sobre cómo están representadas las mujeres en las estatuas ovetenses y en que se erija alguna nueva en la ciudad dedicada a alguna fémina por sus méritos profesionales o su implicación social.

Separación

Por parte de Somos, el concejal de Economía, Rubén Rosón, que había defendido separar la faceta artística de Allen de la persona, consideró que la decisión compete «al Consejo de Igualdad, no nos corresponde al cuerpo político».

De otro lado, el concejal de Ciudadanos Luis Zaragoza se expresó en líneas similares a lo que ya había dicho el alcalde, Wenceslao López, que pidió «no condenar a personas en base a rumores»: «En un estado de derecho, los juicios se tienen que hacer en los juzgados y no en base a testimonios y a corrientes de opinión que no sustentan sus acusaciones en ninguna sentencia condenatoria. En caso de que la hubiera, sería diferente». Para el edil, «los juicios de moral son más propios de periodos no democráticos que ya hemos superado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos