El 47% de las plazas de aparcamiento municipales siguen sin comprador

El aparcamiento de Vallobín, el que más huecos tiene. / A. PIÑA
El aparcamiento de Vallobín, el que más huecos tiene. / A. PIÑA

Patrimonio destinará 189.000 euros para un plan de estudio y comercialización de los 3.436 espacios libres en los estacionamientos

G. D.-R. / D. L. OVIEDO.

En los tiempos en los que el ladrillo era barato, el dinero abundante y las normas urbanísticas más laxas, el Ayuntamiento construyó o se hizo con los derechos de numerosos aparcamientos a lo largo y ancho de la ciudad. Ahora, se encuentra con que, de las 7.364 plazas que puede comercializar, 3.436 están libres, según los informes municipales. Nada menos que el 47%

La papeleta se la ha encontrado hace unos meses la concejala delegada de Patrimonio, Cristina Pontón. A falta de aprobación definitiva, el proyecto inicial de presupuestos municipales incluye una partida de 189.000 euros con los que realizar un plan de venta.

1 Vallobín.
1.003 libres de 1.318 (el 76%).
2 Rodríguez Cabezas.
554 de 1.202 (55%).
3 Ferreros.
421 de 546 (77%).
4 Depósitos del Fresno.
405 de 565 (72%).
5 Parque de Invierno.
290 de 321 (90%).
6 Argañosa II.
220 de 679 (32%).
7 Económicos.
174 de 1.055 (17%).
8 Ciudad Naranco.
163 de 401(41%).
9 Turina.
112 de 316 (35%).
10 Plaza de Castilla.
94 de 659 (el 14%).
Llenos.
Azcárraga y Fozaneldi. No tienen ni una vacante en sus 177 y 125 plazas, respectivamente.
Otro régimen.
Plaza de la Escandalera, Plaza Longoria Cabajal, plaza de San Miguel y Coronel Aranda, con 400, 202, 228 y 1.032 plazas, todas de rotación, están concedidos a empresas privadas.

«Pretendemos hacer una tasación de las plazas, esperamos venderlas todas», anuncia la edil. La idea consiste en contratar una asistencia técnica para conocer el valor de mercado de las cocheras. Una vez averiguado, poner en marcha una campaña de publicidad y comercialización.

Pontón tiene motivos para preocuparse, en algunos de los doce aparcamientos que puede comercializar mas que en otros. En números absolutos, el que más vacío registra es el de Vallobín, con 1.003 plazas libres de las 1.318 que posee. Le sigue a mucha distancia el de la plaza Alfonso Camín (antigua Rodríguez Cabezas), con 554 de 1.202, y cierra la lista el de la plaza de Castilla, con 94 de sus 659 espacios sin uso. Si se mira la relación de plazas libres respecto de las totales, la situación es más sangrante en el Parque de Invierno, con un 90% de ellas sin usuario alguno.

Hay un elemento, además, común a todos ellos: cuanto más profundo es el sótano, más queda por comercializar. En el último del parking de los Depósitos del Fresno, Vallobín, Ferreros y Alfonso Camín (este directamente tiene la planta -5 cerrada) no hay ni un ocupante. Solamente dos se salvan de la quema. En Azcárraga no hay un solo hueco sin vender en los 177 que tiene. Tampoco hace falta vender ninguna en Fozaneldi, con 125.

Quedan fuera de todo este proceso los aparcamientos de propiedad pública de la Plaza de la Escandalera, plaza Longoria Cabajal, plaza de San Miguel y Trece rosas (antigua Coronel Aranda), que son todos de rotación y concedidos para su explotación a empresas privadas. Sirve de ejemplo el quizá más emblemático, el de La Escandalera, para el que la Corporación Masaveu tiene autorización para sacar rendimiento a sus 400 plazas hasta 2021.

Además, hay tres aparcamientos construidos por la extinta empresa municipal Gesuosa, Pumarín I, Los Albergues y La Tenderina, que están todas cedidas en uso a los residentes de la zona por 75 años, con reserva para el propio Ayuntamiento. También hizo el Consistorio aparcamientos en División Azul y La Carisa, con todo vendido, y vendió suelo para hacer uno en La Gesta.

Otro elemento distinto que debe resolverse es la depuración de la situación de la situación jurídica de algunos aparcamientos (por ejemplo, la expropiación en Alfonso Camín) y su división en régimen de propiedad horizontal. Es el caso de Turina, Pumarín I, Los Albergues y Rodríguez Cabezas. Hasta que no sea así, los vecinos tienen la concesión por 99 años y les falta la escritura. «Intentaremos que todo el que pueda compre, y si no habrá que mantener la concesión», señaló Pontón. En todo caso, donde falte precisión legal «hay que ordenarlo».

Visto el panorama, Pontón aseguró que no habrá más inversiones en garajes: «No vamos a hacer más aparcamientos». Mientras tanto, la cuenta de los gastos de comunidad de las plazas vacías la pagan todos los ovetenses con sus impuestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos