La Policía abre una decena de expedientes por alcoholemia en los últimos cinco días

Seis de los infractores tienen que responder ante el juzgado al superar la tasa penal establecida por la ley

S. N. OVIEDO.

Entre el 28 de septiembre y la madrugada del 2 de octubre, la Policía Local abrió diez expedientes a conductores por superar la tasa de alcohol permitida y a otro por circular bajo los efectos de medicamentos, según informaron ayer fuentes del área de Seguridad Ciudadana. De esa decena, seis han sido enviados al Juzgado al superar la tasa penal establecida por la ley.

Agentes del servicio municipal detuvieron a un conductor entre la plaza de San Miguel y la calle Sacramento por ir bajo los efectos del alcohol en esa primera jornada. El hombre dio 1,10 miligramos de alcohol por litro espirado, casi el doble (1,10) de lo fijado para la acción penal. Al día siguiente, 29 de octubre, a las 11 horas, identificaron a un vehículo que circulaba de forma errática en la calle Reyes Católicos por ir al volante bajo los efectos de una fuerte medicación (no había bebido alcohol). Ese mismo día, se realizó el control de alcoholemia a una conductora con un resultado de 0,60 miligramos por litro a las 16.20 horas en la calle Alfonso III El Magno, lo que obligó a su puesta a disposición judicial y se entrentará a un juicio rápido.

Otras dos alcoholemias penales se registraron el último día de septiembre, una de ellas tras un accidente en el que resultó herida una peatona. Ocurrió en la calle Monte Gamonal, a las 22.10 horas, y el conductor fue puesto a disposición judicial. Antes, a las 05.30 horas del día 30, otro más fue puesto a disposición judicial tras superar los límites establecidos en la calle Fuertes Acevedo.

Más casos

En las dos últimas jornadas también registraron datos. La Policía Municipal se instaló el domingo en la glorieta de Cerdeño. En treinta y dos minutos, a media tarde, identificó otros cuatro positivos. Cinco con el que detuvo por las mismas razones en la avenida de Galicia. Y en la madrugada de ayer, los agentes municipales realizaron la prueba de alcoholemia a un conductor que viajaba en un vehículo con la ITV caducada a petición de la Policía Nacional. Su positivo fue por debajo del límite penal, por lo que fue denunciado para una sanción administrativa, según explicaron las mismas fuentes en una nota de prensa.

Fotos

Vídeos