La Policía investiga dos intentos de robo en pisos en Oviedo

Los ladrones forzaron una vivienda de la calle Avellanos y accedieron a otra en Carlos Asensio Bretones

CECILIA PÉREZOviedo

La Policía Nacional investiga dos intentos de robo durante el pasado fin de semana en sendas viviendas de Oviedo, situadas en la calle Avellanos, en el entorno de la fuente de Foncalada, y en el barrio de los Dominicos, en concreto en la calle Carlos Asensio Bretones.

En ambos casos aparecieron testigos de plástico, el método que utilizan los ladrones para cerciorarse de que la casa que van a asaltar se encuentra vacía. Consiste en una tira transparente que se inserta entre la puerta y el marco. Si el plástico permanece en el mismo sitio durante varios días los ladrones dan por hecho que no hay nadie en la vivienda y aprovechan para acceder a ella.

En el primero de los domicilios, el de la calle Avellanos, los ladrones intentaron entrar forzando la cerradura. Según fuentes policiales, se desconoce si lograron el cometido porque «no había nada revuelto».

En cambio, en la vivienda de la calle Carlos Asensio Bretones, la Policía Nacional confirmó que los cacos sí accedieron e investigan un posible robo. Se da la casualidad, que en esta misma calle del barrio de Santo Domingo, hace unas semanas se produjo un intento de robo con el método ‘bumping’. Ocurrió también durante el fin de semana, cuando los propietarios se encontraban fuera. Se dieron cuenta al regresar porque no podían abrir la puerta. Llamaron al cerrajero, que les confirmó que había sido «inutilizada». Inmediatamente dieron aviso a la Policía Nacional. Los agentes hallaron ese testigo de plástico que generalmente utilizan los ladrones para comprobar si la vivienda está habitada. Ratificaron, además, que la cerradura había sido forzada a través del método ‘bumping’.

Cuando los propietarios entraron en el domicilio comprobaron que no les faltaba nada. El delito de robo con fuerza quedó rebajado a un intento de allanamiento de morada.

A estos ejemplos, hay que añadir los robos cometidos en tres viviendas de la zona de El Cristo a principios de este mes de julio, también con el método ‘bumping’. Uno de ellos tuvo lugar en un domicilio de la urbanización de la plaza de Teodoro López Cuesta, entre El Cristo y Montecerrao. Los otros dos, sucedieron en dos pisos de la plaza de La Paz. En todos ellos, los ladrones se llevaron dinero y joyas.

Fotos

Vídeos