La Policía Local sanciona a un taxista que dio positivo por alcoholemia

La calle Vázquez de Mella. /  M. R.
La calle Vázquez de Mella. / M. R.

El conductor fue interceptado después de saltarse varios semáforos en rojo en Vázquez de Mella y cuatriplicó la tasa máxima permitida

G. D. -R. OVIEDO.

La Policía Local interceptó ayer de madrugada a un taxista que se había saltado varios semáforos en rojo en la calle Vázquez de Mella. Los hechos sucedieron hacia las 3.30 de la mañana, cuando los agentes observaron a un vehículo de servicio público que ignoraba las luces de tráfico y se saltaba varios de los semáforos de Vázquez de Mella. Tras lograr interceptar al vehículo, sometieron al taxista a un control de alcoholemia en el que casi cuatriplicó la tasa máxima permitida por Tráfico para los conductores de servicio público. Dio 0,59 miligramos por litro de aire expirado en la primera prueba y una centésima menos en la segunda. Si hubiese sido una centésima más, podría haber sido condenado a una pena de prisión de seis meses a 2 años por un delito contra la seguridad vial.

El incidente se saldó con una denuncia administrativa, pero el vetusto reglamento del Taxi de Oviedo, de principios de los 90, faculta al alcalde para imponer penalidades adicionales al conductor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos