La Policía reprende a una pareja «en actitud cariñosa» en San Pedro Mestallón

La Policía reprende a una pareja «en actitud cariñosa» en San Pedro Mestallón

«Es algo que ocurre con frecuencia por la noche; esto pasó de día y llamó más la atención», dice el presidente de los vecinos de El Antiguo

J. C. A. OVIEDO.

La tarde noche del martes, una llamada de unos transeúntes alertó a la Policía Local de que en los jardines de San Pedro Mestallón había una pareja manteniendo relaciones sexuales. No es algo nuevo en la zona de El Campillín, aunque fuentes de Seguridad municipales, al ser consultadas, aseguraron que la alerta que dieron los paseantes es «una novedad».

Los agentes acudieron al lugar y apercibieron a los amantes. «Cuando llegaron, la pareja estaba en actitud cariñosa, sin más. Se les filió y se les dijo que no podían estar ahí», recoge el parte de la Policía. Los amantes se marcharon.

Pero la experiencia de los vecinos del barrio es bien distinta. En El Antiguo y calles aledañas conviven dos realidades diferentes que encuentran en los jardines de El Campillín y travesías cercanas el abrigo necesario. Una, la proximidad de los pubs nocturnos frecuentados por jóvenes durante los fines de semana. Otra, estertores de la prostitución callejera.

Dos escenarios

Radicalmente diferentes. Los fines de semana, parejas «de chavaletes», que se acaban de conocer, acaban por buscar la intimidad de los parques, lo que «es normal», en palabras del vecino Juan García, presidente de la asociación de El Antiguo. «En horas más nocturnas pasa más. Ayer era de día todavía y llamó más la atención que a los noctámbulos», añade. De ahí, el aviso a la Policía Local.

Sin embargo, Juan García asegura que «en la calle Padre Suárez sigue habiendo prostitución callejera y esa calle en la que estaban -la pareja en actitud cariñosa reprendida por los agentes- es paralela», abunda. «Ahí hay jardincitos y es algo que ocurre con frecuencia por la noche» en El Antiguo. No es novedad, subraya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos