«Los precios que había son parecidos a los del resto de picaderos»

El Ayuntamiento está pidiendo presupuestos a los picaderos de Gijón, Siero, Castrillón y Piloña para llevar allí a los tres caballos que aún permanecen en las instalaciones. Los dueños de los animales dicen que los presupuestos que la administración local ha pedido son «muy parecidos a las cantidades que pagábamos cuando Urbaser gestionaba el servicio». «Por una media pensión -que incluye servicio de pista, comida, limpieza, cama- les piden 250 euros y la última factura que pagamos a Urbaser por este mismo servicio abonamos 242 euros», señala una usuaria que por el momento prefiere mantenerse en el anonimato. Lejos quedan «los 711 euros que el concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón, afirmaba que costaba tener un caballo allí antes del cierre».

Dicen, además, que los tres dueños de los caballos que permanecen en el centro hípico «seguirán luchando» hasta el final, ya que el equipo de gobierno «está arrasando con todo». «Con el cierre de las instalaciones se han llevado por delante carreras deportivas y ha habido niños que se han tenido que ir a vivir a Alemania para poder seguir montando a caballo», añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos