La pregonera llama a estimular a los jóvenes y cultivar la mente

D. L. OVIEDO.

Ana Nebot, soprano y profesora de Canto, centró el pregón de estas «fiestas muy arraigadas, que los socios esperan como agua de mayo» en la importancia de la educación del cuerpo y de la mente. A los padres, los arengó: «Tenéis el reto de motivar a los jóvenes a que vengan al Centro en vez de estar tirados en casa viendo Telecinco».

La cantante reivindicó la belleza del arte y mostró su convicción de que «los jóvenes terroristas musulmanes no habrían llegado a ese límite si hubieran accedido a la sensibilidad y las actividades culturales».

Nebot exhibió también una fotografía de la plaza de la Escandalera de su hermano Carlos, «que Canteli me enseñó orgulloso como la única en la que se ven las dos sedes del Centro, la de Uría y la del Naranco».

Glosó la figura de la pregonera el triatleta David González Alonso, que fue compañero suyo de colegio y recordó cómo «perdía todos los recreos por ir a cantar», además de animarlos «con imitaciones de Teresa Rabal». Para terminar, Nebot invitó a todos a tomar «un culín de sidra».

Fotos

Vídeos