Unos premios con 'onda' para los alumnos de La Corredoria

Los alumnos con la concejala d. /  PIÑA
Los alumnos con la concejala d. / PIÑA

Quince estudiantes del instituto de Secundaria reciben los diplomas en reconocimiento a su proyecto radiofónico 'Hide Away FM'

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Al salir de clase, radio. Este podría haber sido el lema del trabajo desarrollado por quince alumnos del instituto de Enseñanza Secundaria La Corredoria en torno a este medio de comunicación. Su nombre más técnico, 'Jóvenes en la onda', recibió el reconocimiento de la comunidad educativa del instituto y del área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento. Este proyecto surgió a través de los premios Faciendo Ciudá por los que recibió una cuantía de 1.500 euros que sirvieron para dotar al centro educativo de un estudio de radio. Con los medios materiales adecuados solo quedaba echarle lo más importante: trabajo e imaginación. Con estas premisas surgió 'Hide Away FM'. Un proyecto radiofónico en el que los alumnos se convirtieron durante parte del curso escolar en locutores, guionistas, productores y técnicos de sonido. «Lo hacían tras sus seis horas de clase», valoró Marta Lorenzana, dinamizadora del telecentro de La Corredoria, una de las entidades junto a la Plataforma Comunitaria de La Corredoria y la radio local, La Corredoria Suena, impulsoras de la iniciativa.

De hecho, el proyecto se inició de la mano de la radio vecinal La Corredoria Suena. Los alumnos crearon cuatro programas radiofónicos que se emitían, una vez al mes, a través de la frecuencia de la emisora local y vía internet. «Propusimos al instituto un proyecto para voluntarios que quisieran aprender a hacer radio», explicó Jesús García, miembro de La Corredoria Suena.

Escaleta arriba y escaleta abajo, los chavales crearon su propio programa, con contenidos elaborados por ellos mismos. «Grabaron promos y jingles y las diferentes secciones de noticias, humor, música y cine», explicó Marta Lorenzana. Todo ello tuvo ayer su recompensa.

Los quince alumnos participantes en el taller radiofónico recibieron los diplomas en reconocimiento al trabajo desarrollado. «La experiencia me encantó porque a mí la radio me gusta mucho», contó Alba Díaz, estudiante de Segundo de Educación Secundaria Obligatoria. Pero esta joven aprendiz de locutora radiofónica tenía otro motivo más contundente para acercarse al mundo de las ondas. «Mi padre escucha la radio de La Corredoria y me hacía ilusión que pudiera escucharme a mí», confesó.

El proyecto radiofónico caló a los alumnos hasta el punto que la experiencia les ha servido para compartir vivencias. «El trabajo en equipo nos ayudó a conocernos a nosotros mismos y a educar nuestro interior», señaló Ian Gabriel Santos, otro de los alumnos participantes.

Porque el objetivo lo resumió el director del centro: «Que se quieran más, que conozcan al de al lado y que tengan la oportunidad de aprender mejor porque cuando formáis parte de algo, la gente se siente mejor», valoró Pedro Díaz.

Por esto, lanzaron el guante para que el próximo curso se repita la experiencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos