El PP presenta una enmienda a la totalidad a los presupuestos locales

Eduardo Rodríguez. / A. P.
Eduardo Rodríguez. / A. P.

Advierte de que «hay riesgo de ser intervenidos» puesto que las cuentas «incumplen la regla de gasto en casi 28 millones»

S. N. OVIEDO.

«Diseñarlo al margen de la ley, con déficit e incumpliendo la regla de gasto por casi 28 millones, conduce a dicha enmienda porque puede provocar un auténtico tsunami en las cuentas municipales». Así justificó ayer el concejal del PP Eduardo Rodríguez la enmienda a la totalidad presentada por su grupo a los presupuestos municipales de 2018.

Una iniciativa condenada al fracaso por la mayoría de los tres socios de gobierno que elaboran las cuentas, Somos, PSOE e IU, pero que el principal partido de la oposición considera más que justificado presentar por tercer año consecutivo: «Un presupuesto que incumple el plan económico-financiero aprobado por el tripartito condenará al municipio a grandes recortes en partidas que ahora se anuncian muy en alza en ruedas de prensa», indicó el edil en un comunicado.

Rodríguez consideró que estamos «ante un fin de ciclo político» al tratarse del «presupuesto de los disparates» y que «nunca va a poder ejecutarse». «Junto a lo irrealizable de los gastos, para el PP ovetense existe un riesgo importante de que el IBI diferenciado pueda provocar un nuevo varapalo judicial, esta vez entrando en el fondo, y sea anulado por una grave carencia en el expediente: la inexistencia de un respaldo técnico de los criterios que avalen el alza del tipo de gravamen (de un 76%). Ello ocasionaría un agujero presupuestario por encima de 3 millones de euros», indicó.

«Este es el presupuesto de los disparates; nunca va a poder ejecutarse»

Por tanto, como conclusión, el popular expuso que «es lamentable» que el gobierno local suba a Oviedo «en el vagón de los incumplidores» y advirtió de que esto tendrá consecuencias porque «no se modificará la regla de gasto como presume el concejal de Economía, Rubén Rosón».

«Incrementar el gasto nueve veces más de lo permitido (un 22% frenta al 2,4%), presupuestar inversiones por encima de lo ejecutado durante cuatro años y endeudarse por 30 millones para que el dinero se quede en el cajón es una factura muy cara para Oviedo; hay riesgo de ser intervenidos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos