El gobierno local defiende que el presupuesto «esquiva» la ley para hacer un «Oviedo mejor»

Rosón señala las tablas en las que apoyó su intervención, al concejal del PP, Eduardo Rodríguez.
Rosón señala las tablas en las que apoyó su intervención, al concejal del PP, Eduardo Rodríguez. / M. ROJAS

El Ayuntamiento aprueba las cuentas de 2018 con un gasto total de 234 millones de euros

Gonzalo Díaz-Rubín
GONZALO DÍAZ-RUBÍNOviedo

Los matices son importantes. El concejal del PP, Eduardo Rodríguez, recordó ayer que aprobar un presupuesto en déficit, que incumple la regla de gasto y que se salta el plan económico financiero «puede acarrear el riesgo (para quienes lo votan a favor a sabiendas) de estar sujeto a responsabilidad Civil y Penal ante los tribunales». El concejal de Economía, Rubén Rosón, no quiso hablar de incumplir la ley de Estabilidad Presupuestaria, prefirió -los matices son importantes- usar el término «esquivar»: La gente que incumple la ley son delincuentes o Puigdemont, la que la esquiva, Robin Hood o Curro Jiménez.

El matiz es importante. El concejal de Economía aprovechó ayer su último turno de intervención en el Pleno extraordinario que dio luz verde a los presupuestos para exponer que vivimos en «un Oviedo mejor» que hace tres años. Una ciudad en la que los ovetenses «disfrutan de más servicios y más extendidos y pagan menor por ellos». Frente a los «casi 40 millones de euros de ingresos por tasas del último presupuesto del PP», en realidad 39,2, los ciudadanos «pagarán 10 millones menos este año por los servicios», ya que están presupuestados 30,9. Cuando uno esquiva la ley, también redondea. Rosón lo hizo, también afeó a la oposición que no le pudiera rebatir «ni una sola de sus cifras». Tampoco acerca de la extensión «histórica» de los servicios o las ayudas a la ciudadanía. En 2018, destacó se comenzará a recoger la materia orgánica de forma selectiva, se aplicará la gratuidad del transporte para los menores de 12 años y las bonificaciones a parados, se mantendrá la ampliación del la limpieza viaria, planes de empleo para quinientas personas, la apertura de centros escolares en periodos vacacionales y crecerá la «Universidad Popular, por la que han pasado mil ovetenses ya y que era desconocida en tiempos del PP».

Pacho acusó a Rosón de buscar un choque con Hacienda para «medrar en su partido»

Rosón se apoyó en gráficas de confección casera -tal vez para ilustrar el recorte del «gasto supérfluo del PP» que denunció- para sacar pecho del aumento de las ayudas sociales y las becas escolares y su crecimiento histórico. Comparó los 600.000 euros que dedicaba el Ayuntamiento en 2011 con los más de tres millones presupuestados este año para las primeras o como, desde la llegada de «este gobierno del cambio» las becas escolares «se han triplicado», de los 1,4 millones de 2014 a más de cuatro millones de este año. «Todo esto lo podemos hacer porque esquivamos la regla de gasto», porque la norma «de Montoro» no es inocente y busca que «cuando más crecen las necesidades, intenta imponer a los ayuntamientos que no gasten más».

«¿Qué mérito tiene?»

Era el último turno y Rosón se quedó sin respuesta. Como lo hizo la advertencia del popular Eduardo Rodríguez, que no distinguió el matiz entre incumplir y esquivar, sobre las posibles responsabilidades de los 14 concejales del gobierno que ayer respaldaron las cuentas a mano alzada. Rodríguez resumió los números «como el 'presupuesto pinocho'» y vaticinó que, «en breve, deberán adoptar recortes por más de 20 millones» por incumplir «la ley respecto al objetivo de estabilidad presupuestaria al presentar déficit, algo insólito para este Ayuntamiento, por más de 4,5 millones». También, por incumplir la regla de gasto, un hecho en el que el equipo de gobierno «ya es experto», pero que este año bate un récord «por casi 28 millones de euros».

Desgranó números y números para explicar que hay «23 millones de gasto fantasma», que esto «es una chapuza intolerable» y que todo ello tendrá consecuencias este año y los próximos. Porque qué mérito tiene presupuestar «políticas de gasto social si después van a tener que recortar» esos capítulos, se preguntó el edil. Lo explicó con una parábola y un abuelo, su nieto y la paga. Expuso que el Ayuntamiento, bajo el tripartito, presupuesta mucho más gasto del que le permite la ley, pero también del que es capaz de ejecutar. «Han presupuestado inversiones por cinco veces más de las que fueron capaces de ejecutar, eso generará frustraciones» entre los vecinos, «engordará el remanente de tesorería con los impuestos de los ovetenses» y «causará ajustes por inejecución que afectarán a los próximos presupuestos». Solo para este año y, de acuerdo con la normativa que 'esquiva' el equipo de gobierno, el Ayuntamiento debe reducir su gasto computable en 21 millones de euros. «El enfermo empeora. Ejecución a la baja, techo de gasto a la baja, gasto real a la baja», resumió.

Un presupuesto que «abandona las fortalezas de Oviedo», como la cultura y que miente. También cuando habla de la reducción del IBI, por el que se prevé una recaudación récord de 76,5 millones de euros, que Rodríguez puso en duda por los recursos planteados contra el tipo diferenciado del gravamen.

Gran Capitán y la KGB

Las cuentas no varían respecto al proyecto inicial, 233 millones de euros de gasto, con 34 para inversiones financiadas en su mayor parte con un nuevo préstamo de 29,8 millones. Del total, la Fundación Municipal de Cultura gestionará 13 millones. Por Cultura, atacó el portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, que propuso al área para «el premio 'Gran Capitán'» con unos número pacos que no desglosan el coste de cada fiesta. También disparó contra «la concejalía KGB», la de Participación, «que se ha infiltrado en todas las áreas de gobierno». A «la concejalía más inútil, la de los contratos menores y los amigos, le subimos el presupuesto 200.000 euros. ¿Saben cuántos procesos participativos va a poner en marcha este año? Ninguno, cero, conjunto vacío».

El edil, coincidió con el PP, en sus críticas al retraso en la aprobación de las cuentas y censuró la incapacidad del gobierno local para ejecutar las inversiones que presupuesta. «Solo sacan pecho con obras de mantenimiento. Es hasta enternecedor», expuso, para continuar citando que «cuando lo normal se vuelve excepcional, estamos en el camino de la mediocridad».

El concejal de Ciudadanos también cargó contra el aumento de la deuda que supondrá el crédito de 29,8 millones de euros previsto en las cuentas. Contra el aumento de la deuda y contra que quien lo tendrá que pagar será la siguiente Corporación, porque está previsto pedir dos años de carencia.

Pacho también destacó que el presupuesto «incumple» la ley de Estabilidad y el plan económico financiero aprobado en el pleno municipal y lo atribuyó a que Rosón se «imagina en las televisiones nacionales» como víctima de Montoro para «alimentar su ego y medrar en su partido a costa de los ovetenses».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos