«Las primeras tiendas se situaron en El Fontán y en Trascorrales»

Sandra Sutil, a la derecha, antes de la conferencia. / PABLO LORENZANA
Sandra Sutil, a la derecha, antes de la conferencia. / PABLO LORENZANA

La presidenta de la Asociación de Comerciantes del Oviedo Antiguo analiza los orígenes del pequeño comercio en la ciudad

R0SALÍA AGUDÍN OVIEDO.

El pequeño comercio mantiene vivo El Antiguo; hace que los locales comerciales tengan actividad y las calles se llenen de personas desde primera hora de la mañana. Pero su historia no es reciente, sino que se remonta al siglo XVI, cuando el rey «concedió a Oviedo la celebración de un mercado semanal», tal y como explicó ayer la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Oviedo Antiguo, Sandra Sutil, en una conferencia celebrada en la biblioteca de El Fontán.

Con esta concesión monárquica, la ciudad se fue llenando de actividad y en los puestos no solo compraban los ovetenses, sino también los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela. De esta forma empezaron a llegar a la capital del Principado personas de otros lugares que demandaban todo tipo de productos y también muchos comerciantes de fuera de Asturias que montaron sus tiendas «en la plaza El Fontán y en la plaza de Trascorrales».

Ahora la situación del pequeño comercio ha cambiado mucho y las tiendas tienen que luchar contra los precios que imponen las grandes superficies situadas en el centro de la ciudad.

Fotos

Vídeos