El Principado deniega ampliar plazos para reducir el benceno en Trubia

El Principado y las empresas adoptarán medidas para reducir la contaminación en Trubia.
El Principado y las empresas adoptarán medidas para reducir la contaminación en Trubia. / MARIO ROJAS

Tras la fase de alegaciones, el Gobierno regional aprueba el plan con 26 medidas y cinco millones de inversión para reducir la contaminación

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El Consejo de Gobierno del Principado de Asturias aprobó ayer el plan de acción a corto plazo para reducir los niveles de benceno en Trubia, con veintiséis medidas y una inversión conjunta de cinco millones de euros entre Química del Nalón, Industrias Doy y el Ejecutivo regional; supone un incremento de 280.000 euros respecto al aprobado inicialmente en mayo. Y lo hizo con una advertencia a las empresas: no pueden alargarse los plazos.

Química del Nalón, tras un informe de seguimiento el pasado 18 de julio, adujo en el periodo de alegaciones que «debido a retrasos en el suministro de materiales y a la necesidad de realizar el diseño de instalaciones», no le era posible realizar el sellado de unos tanques, instalar un nuevo sistema de lavado de gases y una solución temporal para reducir las emisiones de benceno más altas. Por su parte, tras una inspección el 28 de junio, Industrias Doy se excusó en las características de la zona y motivos laborales y técnicos para no limpiar y eliminar los elementos en desuso a tiempo.

La respuesta del Principado a ambas empresas fue la misma: estas medidas son «necesarias» para la efectividad del plan y, por lo tanto, deben ejecutarse cuando este se apruebe, y no después. En conjunto, las medidas, excepto las permanentes, no deben alargarse más allá del 1 de diciembre de 2018.

Sí que dio su brazo a torcer la Consejería de Medio Ambiente en algunos aspectos tras las alegaciones presentadas por las industrias. Química del Nalón, que debe incrementar su inversión en 280.000 euros respecto al documento aprobado en mayo, obtiene de la administración el permiso para estudiar, como alternativa a la instalación de un oxidador térmico, unos filtros de carbón «con niveles de eficacia equivalentes o superiores» y algunos cambios en la medición de contaminantes, pero no la variación de los límites.

En cuanto a Industrias Doy que aporta 245.000 euros, el Principado reconoce la «inviabilidad» de la medición en continuo de uno de sus focos, llamado 'cámaras de calentamiento de los hornos'. De otra parte, no le concede su petición de suprimir la videovigilancia en las antorchas, a fin de poder controlar adecuadamente las inversiones difusas. Ahora bien, el Principado reduce esta partida en 6.000 euros (invierte un total de 164.000) y se da seis meses más para implantar este sistema, hasta junio de 2018.

También realizó alegaciones la Coordinadora Ecoloxista de Asturias, pero solo fue estimada una de carácter técnico sobre mediciones.

Altos valores

El plan de acción fue puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente después de que se detectaran «altos valores de benceno en las piscinas de Trubia», en palabras de la exconsejera Belén Fernández. A fin de reducir esta sustancia cancerígena en el aire trubieco, que surge en los «procesos de almacenamiento, trasiego y manipulación de alquitranes», se trazó una hoja de ruta entre empresas y administraciones. Esta será sometida a revisión a finales de este año para evaluar su eficacia.

Fotos

Vídeos