«El Principado quiere que los edificios del HUCA se deterioren para derribarlos»

Cristina Coto durante la rueda de prensa. / PABLO LORENZANA
Cristina Coto durante la rueda de prensa. / PABLO LORENZANA

Cristina Coto califica el concurso de ideas de El Cristo como un «acto propagandístico» y urge dotar a los edificios de usos provisionales

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Más de un centenar de locales cerrados y carteles en las viviendas de «se alquila» y «se vende». Esta es la situación que vive El Cristo desde hace más de tres años. En enero de 2014, el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) se trasladó a La Cadellada, dejando atrás 136.000 metros cuadrados sin uso en el barrio más alto de la ciudad. A pesar de que los vecinos y los partidos de la oposición llevan más de quince años pidiendo que se diseñe un futuro para la zona, por el momento solo se han hecho promesas y los edificios se están degradando a pasos agigantados.

«La zona está abandonada y, por ejemplo, el proyecto ganador del concurso de ideas y que se titula 'Hucamp: La campa de todos' es un globo sonda», según defendió ayer la presidenta de Foro, Cristina Coto, durante una rueda de prensa en la sede del partido. Argumenta que la idea tiene tintes «electoralistas» y esta solución solo afectará a 23.000 de los 136.000 metros cuadrados. Por esta razón se pregunta qué pasara con el resto.

Asimismo, critica que la táctica del Principado es dejar que los edificios se vayan «deteriorando para después derribarlos». «En sede parlamentaria, la por aquel entonces consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, dijo que no tenía los 52 millones de euros que costaba rehabilitar estos inmuebles» y por eso han elegido la opción más barata: dejar que estos bloques se vayan degradando hasta un punto de no retorno. Después «se construirán mil pisos» y de esta forma se concretará «el pelotazo urbanístico» que llevan años negando.

Las críticas de Cristina Coto no fueron solo para el Principado. También para el Ayuntamiento. Les acusa de ser cómplices del estado de abandono de los terrenos y dice que Somos solo tenía una pretensión con estos terrenos: «La construcción del parque Truébano y la instalación de bancos» y ahora no demandan, por ejemplo, que se pongan ya en marcha los usos provisionales y se atajen las plagas de «jabalíes, gatos, erizos y pulgas» que hay desde hace meses por la falta de mantenimiento.

«Una mentira»

La presidenta de Foro está cansada de escuchar planes para la zona y aún no se ha hecho nada. Sin ir más lejos en febrero de 2013, según relató Coto, la consejería de Infraestructuras y el Ayuntamiento «anunció la creación de un comité de sabios» cuya misión era elaborar las líneas maestras del plan urbanístico. La siguiente idea que se anunció fue medio año después cuando Belén Fernández «se comprometió a presentar en el plazo de una semana una propuesta de ordenación de los terrenos y no lo hizo». El siguiente planteamiento se notificó «a siete meses de las elecciones autonómicas y locales de 2015 y se acordó la redacción de los «usos provisionales», sin embargo los edificios están por el momento vacíos. Por esta razón, la diputada regional califica todo este proceso como «una mentira».

Fotos

Vídeos