El Principado sigue sin plan de inversión para La Malatería de San Lázaro

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Tras siete años y un mes desde su cierre, La Malatería de San Lázaro, en manos de la Consejería de Servicios Sociales, sigue sin un proyecto de futuro, a pesar de las quejas vecinales por su falta de rendimiento. «Entre el Ayuntamiento, la consejería y el ERA (Establecimiento de Residencias de Ancianos de Asturias) hemos intentado que no se deteriore y lo hemos conseguido. En este momento no hay ningún plan de inversión», dijo ayer la consejera, Pilar Varela.

No obstante, de cara al futuro y a su correcto mantenimiento, el Principado ha encargado un estudio del estado estructural del edificio. «En estos momentos la prioridad es conservarlo en buenas condiciones, y que la falta de actividad no genere ninguna molestia para los vecinos. En este sentido, en el último trimestre de 2016 se acometieron obras de mantenimiento», indicaron fuentes de la Consejería de Derechos Sociales.

Varela recordó que, en Oviedo, su departamento invierte en la remodelación y ampliación del centro polivalente de recursos del Naranco: «Esperamos que finalice este año. Crece en habitaciones, tendrá 166 (catorce más) y hasta sesenta plazas para centro de día», el doble que las actuales. Las obras superaban, finalizado mayo, ya el 71 % de su ejecución. La reforma, sin equipamientos, costará un total de 5.542.928 euros.

También se encuentra en licitación la redacción del proyecto para una residencia en Lugones, que contará con 120 plazas y costará 7.470.000 euros. «Los planes son difíciles de cumplir pero avanzamos», concluyó la consejera.

Fotos

Vídeos