«No habrá problemas con el Arzobispado por la muralla»

Un ovetense mira el estado de la muralla en el calle Paraíso. / PABLO LORENZANA
Un ovetense mira el estado de la muralla en el calle Paraíso. / PABLO LORENZANA

El Ayuntamiento aprueba la primera fase de limpieza de la fortificación y costará a las arcas municipales 400.000 euros

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La muralla necesita una limpieza urgente. La maleza invade gran parte de la fortificación del siglo XIII, está llena de grafitis y la piedra está negra por culpa de la contaminación y el paso de los años. Por esta razón, la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Básicos, liderada por la socialista Ana Rivas, ha pedido al arquitecto José Ramón Fernández Molina un proyecto para darle un lavado de cara y ya ha recibido el visto bueno del Consejo de Patrimonio del Principado de Asturias. Pero antes de ponerse manos a la obra, el equipo de gobierno debe hablar con los propietarios de este monumento, entre ellos el Arzobispado.

Las relaciones entre ambas instituciones no pasan por su mejor momento. La celebración de los principales conciertos de San Mateo en la plaza de la Catedral no gusta al Cabildo y en más de una ocasión han mostrado su rechazo. Además, Jesús Sanz Montes no organizó el tradicional Caldo de Ramos. Sin embargo, esta situación no preocupa a Rivas. Está convencida de que no va a ver ningún problema con la Iglesia en la restauración de la muralla porque beneficiará ambas partes: «Tenemos que llegar a un acuerdo con los dueños porque recuperaremos tanto la cara exterior como la interior y no creo que haya problemas», explicó ayer durante un convocatoria de prensa que se celebró en la plaza del Ayuntamiento.

De forma paralela, comentó que el Ayuntamiento dio ayer el visto bueno a la primera fase de limpieza de la muralla y costará a las arcas municipales 400.000 euros. «Hemos presentado ante los grupos municipales el proyecto en la junta de portavoces y además hemos aprobado el presupuesto para mejorar el tramo que va desde la calle San José hasta la Casa Rectoral». Esta cantidad se financiará con el remanente del año pasado y se espera que el proyecto esté listo antes del 31 de diciembre.

Trabajos

La actuación inicial consistirá en la retirada de los elementos vegetales que en los últimos años han invadido la fortificación sin que nadie le pusiese remedio. Después se estudiará en profundidad el estado de las piedras y se hará una fotogrametría. Es decir, se sacarán decenas de fotografías para ver cómo es su estructura original para que su reconstrucción sea lo más exacta posible. Cuando el documento esté listo, se eliminarán los elementos añadidos en los últimos años y se realizará un tratamiento de las juntas para evitar que la maleza vuelva a crecer.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos