El Consistorio descarta llevar programación al Calatrava porque «el sonido rebota»

El Consistorio descarta llevar programación al Calatrava porque «el sonido rebota»
Oviedo Filarmonía, en una actuación en el Auditorio. / MARIO ROJAS

Ayuntamiento y orquestas se coordinan para trasladarse al Campoamor y al Filarmónica durante las obras del Auditorio

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Responsables de Oviedo Filarmonía y de la OSPA se reunieron ayer con el alcalde Wenceslao López y con el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, para abordar el traslado de la programación musical del Auditorio mientras se ejecuten las obras para adecuarlo a la normativa de seguridad. Utilizarán el Teatro Campoamor y también el Filarmónica, pero el Palacio de Congresos queda descartado por una cuestión prosaica: la acústica no acompaña.

«Hace cinco o seis meses llevamos al Calatrava a tres músicos de Oviedo Filarmonía. Las salas no tienen altura suficiente para una orquesta. Cuando fuimos a probar violines, se dieron cuenta de que el sonido rebotaba. Está hecho de hierro, cristal y cerámica», explicó el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi'.

El edil lamentó que con el palacio «Oviedo ha perdido una oportunidad magnífica, si se hubiese hecho una sala multiusos para albergar música, teatro..., tendríamos capacidad para 2.100 personas en la sala principal frente a 1.500 en el Auditorio».

Desde su misma inauguración, el Auditorio incumple la normativa contra incendios, como adelantó este diario, y es preciso realizar obras en todas las plantas así como nuevas salidas de emergencia y limitar el uso de algunos espacios. El alcance de los trabajos aún no se ha determinado porque el proyecto de reforma está en redacción, pero el Consistorio se mueve en un supuesto pesimista: ya no cierra fechas para septiembre, previendo que ya haya obreros en acción.

«Teniendo en cuenta que la OSPA, pero sobre todo la programación de música clásica, ya están situada en 2019 y hay compromisos en 2020, se trata hacerlos partícipes de cómo se van a desarrollar las obras, para buscar planes alternativos. Pensaríamos en el Campoamor y el Filarmónica», detalló 'Rivi' tras la reunión.

El concejal dejó claro que la situación del Auditorio y los traslados que sean necesarios no provocará que varíen «ni el número de las actividades, ni las actividades», que en los actuales presupuestos cuentan con 1,1 millones de euros, recalcó. «Lógicamente», reconoció, «tiene que haber una coordinación de programación entre lo que ya existe», pero cualquier cambio de ubicación «no afectaría en absoluto a la actual programación de ópera, zarzuela y música». Llegado el caso, por ejemplo, de proximidad de una ópera y un concierto de piano en el Campoamor, «se podrían combinar actuaciones musicales con escenografías ya puestas».

María Riera, gerente de Oviedo Filarmonía, extrajo unas «impresiones muy buenas» de la reunión, en la que «hubo una actitud positiva». El objetivo de este primer encuentro fue «abrir un canal de comunicación, estaremos todos en contacto cuando vayan surgiendo problemas». «No se habló de ninguna actuación inmediata», añadió.

Desde la OSPA prefirieron no valorar una «reunión informativa», pero ya en septiembre habían manifestado su «preocupación» por la seguridad del Auditorio, dado que tienen su sede en el edificio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos