Un té 'programado' con Stallman

Richard Stallman bebe un té en una taza de The Beatles. / MARIO ROJAS
Richard Stallman bebe un té en una taza de The Beatles. / MARIO ROJAS

El informático y activista explica las claves del software libre en el Palacio | El americano, que ofreció la charla en calcetines, advirtió de la facilidad para rastrear a las personas a través del móvil y los coches autónomos

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Richard Matthew Stallman es poco amigo de los zapatos. El viernes atendió a los medios de comunicación descalzo y ayer explicó en calcetines qué es el software libre en el Palacio de Congresos y Exposiciones. Tampoco le gusta que sus fotos sean compartidas en determinados soportes digitales y antes de empezar su charla dio dos advertencias: «Si quieres sacarme una instantánea, la geolocalización del móvil debe de estar desactivada y no la compartas en Facebook, Instagram o Whatsapp».

Tras este comentario el americano se relajó. Pidió que le calentasen un poco de agua para después hacer un té que bebió en una taza de The Beatles. Cuando esta infusión estaba a punto, bromeó: «'Té' encuentro demasiado caliente para mí». Entre chiste y chiste este programador explicó que «el software libre no es gratuito». El precio de los programas «es secundario» y lo que de verdad importa es la libertad de los usuarios: «Cuando los ciudadanos tienen el control de un programa informático nos encontramos ante un software libre, si ocurre lo contrario es privativo».

Stallman lucha tanto por la libertad personal y de la sociedad que en el bolso de sus pantalones nunca lleva un móvil. Dice que apagarlo no sirve para que evitar que se anule la señal con la que se rastrea el movimiento de las personas. Este control le desagrada: «Cada dos o tres minutos el teléfono emite una señal y se puede saber dónde estás».

Asimismo, se muestra en contra de los coches autónomos. Explica que este sistema es una 'puerta trasera' para que «la Policía sepa en cada momento donde están las personas» y él nunca usará un vehículo Uber, ya que esta empresa controla dónde están los usuarios.

Libros borrados

El lema 'la cultura nos hace libres' no es extrapolable al mundo digital, según explicó ayer este programador. Alega que gracias al lector de libros de Amazon, esta empresa «espía todo lo que lee el usuario». Además, recordó que en 2009 esta compañía borró de internet varios ejemplares del libro de George Orwell '1984'. Esta decisión originó numerosas críticas y los dueños de esta compañía «prometieron que no volverían a cometer esta acción». Pero no cumplieron su palabra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos