Una proposición de apoyo a la huelga del 8-M rompe la unanimidad

G. D. -R. / D. L. OVIEDO.

Por primera vez, la Corporación al completo había pactado una declaración conjunta e institucional para el Día de la Mujer. Se leyó al final del Pleno, pero para esas horas la unanimidad ya estaba rota. El equipo de gobierno presentó una proposición de urgencia pidiendo apoyo para la huelga feminista de mañana, nada muy drástico en el contenido, que mediaba el PSOE, pero más dura en la exposición de motivos. Mientras Ana Taboada se acordaba de las que no podrán hacer huelga, Cristina Pontón pedía que «este 8 de marzo sea histórico» y Marisa Ponga defendía que «el socialismo es feminismo», Ciudadanos decía que ellos «trabajan por la igualdad todos los días» y se abstuvieron y dejó al PP el papel de poli malo. Belén Fernández Acevedo acusó al equipo de gobierno de romper la unanimidad conseguida y repitió que se trata de una huelga «elitista e insolidaria».

AMSO

Por otro lado, la Comisión Ejecutiva de la AMSO (Agrupación Municipal Socialista de Oviedo) aprobó una resolución en la que apoya el paro de dos horas que proponen los sindicatos UGT y CC OO «como una medida de concienciación y reivindicación ante una situación generalizada de desigualdad laboral». Los socialistas ovetenses reivindican el papel de su partido como «izquierda feminista» que conquistó «grandes logros en materia de igualdad y que continuará su lucha por la erradicación del machismo que sigue impregnando todos los ámbitos de nuestra sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos