La prórroga presupuestaria de la primera mitad del año atasca las inversiones

Una imagen de Villa Magdalena.
Una imagen de Villa Magdalena. / M. ROJAS

El Consistorio ejecutó 28 millones hasta el 30 de junio, pero 24 corresponden al pago de Villa Magdalena y el resto a obras del año pasado

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

Los números, así en frío, cuentan dos historias o tal vez la misma. El Ayuntamiento ha logrado invertir casi 28 millones de euros solo en la primera mitad del año. Son cifras de los años de vacas gordas, de los años locos, pero también irreales. Del total, casi 24 corresponden al pago de Villa Magdalena, una cosa de esas de los años locos, aquella expropiación de 1998 que el gobierno local, entonces del PP, aprobó pagar pero no pagó y acabó generando una bola que se ha llevado 45 millones de euros de las cuentas municipales solo por el suelo y otros casi 15 en intereses. De hecho, la última parte de los intereses también es responsable de que el Ayuntamiento haya desembolsado ya a estas alturas del año 9,6 millones en gastos financieros: 9,1 corresponden a la ruinosa expropiación.

¿Y sin Villa Magdalena? Pues los números tampoco son una fiesta. Restan 4 millones de euros en inversiones ejecutadas. Por el lado positivo es casi el doble que los 2,2 millones de euros que había logrado tramitar a mediados del año pasado, pero también es engañosa.

La aclaración no se halla en el estado trimestral de ejecución presupuestaria, que no precisa la procedencia de los recursos financieros. Se puede buscar en cambio en los informes trimestrales de pago a proveedores que todos los ayuntamientos tienen que remitir al Ministterio de Hacienda. En el primer trimestre del año, recoge inversiones reales por casi un millón de euros, que, en los tres meses siguientes, se convierten en apenas 173.000 euros. El dato relevante también aparece en el informe de los meses de abril a junio: las operaciones pendientes de aplicar al presupuesto suman 2,9 millones. Se trata de las obras iniciadas el año pasado y financiadas con remanente de tesorería afectado, que no se pueden contabilizar (ni pagar) hasta que no se aprueba la liquidación presupuestaria del ejercicio anterior. La suma de los dos periodos, sí, da cuatro millones y aclara el panorama. En prórroga presupuestaria hasta mayo, las inversiones con cargo al presupuesto vigente han sido casi nulas.

Más para empleo

Hay otras noticias positivas, claro. El equipo de gobierno ha dedicado 3 millones más de lo presupuestado a empleo y personal, a través de una modificación presupuestaria. Y la ejecución del gasto ordinario va relativamente bien. De los casi 39 millones de transferencias corrientes, la partida que nutre ayudas escolares, las subvenciones a entidades deportivas y a asociaciones o ONGs, se han ejecutado ya 17,4 a mitad de año. De hecho, con el empuje de Villa Magdalena, la ejecución del gasto es casi perfecta: 124,3 millones de los 252,1 millones del presupuesto modificado. Somos buenos pagadores, aunque sea de pufos del pasado.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos