El PSOE se alinea con la oposición y aplaza las conclusiones de Aquagest

El secretario municipal, Jesús de la Puente; la presidenta de la comisión Ana Taboada, y el edil de Ciudadanos Luis Pacho, ayer. / H. ÁLVAREZ
El secretario municipal, Jesús de la Puente; la presidenta de la comisión Ana Taboada, y el edil de Ciudadanos Luis Pacho, ayer. / H. ÁLVAREZ

Somos reprocha a los socialistas que no hayan planteado aportaciones y Ricardo Fernández habla de «eliminar excesos verbales» del dictamen

G. D. -R. / J. C. A. OVIEDO.

Tampoco a la segunda. La comisión de investigación de Aquagest volvió ayer a aplazar el debate de las conclusiones, al alinearse el Grupo Municipal Socialista con la propuesta de Ciudadanos para demorar la votación de «unas conclusiones recibidas unas horas antes». Eso era lo que proponía el vicepresidente del organismo y portavoz naranja, Luis Pacho, pero no coincide totalmente con los argumentos con los que, después, justificó su voto el socialista Ricardo Fernández.

El edil habló de las necesidad de plantear unas conclusiones «que sean de la comisión, no de un grupo político determinado» y de eliminar «excesos verbales que no proceden». «Hay que actuar sobre hechos probados», insistió Fernández, que rechazó respaldar las responsabilidades políticas -del popular Agustín Iglesias Caunedo- y técnicas -del interventor, José Luis González- que apunta el dictamen de la presidenta de la comisión, Ana Taboada. «Preferimos esperar a tener unas conclusiones que sean de todos, al margen de las responsabilidades políticas que sin lugar a dudas han de existir, y, en cualquier caso, lo que no se puede es estar leyendo las conclusiones a las once de la noche», zanjó.

El plante del PSOE sentó como un tiro a Taboada. La líder de Somos y presidenta de la comisión recordó que «hace dos meses» que presentó a sus socios de gobierno la propuesta de conclusiones «y, desde entonces hasta ahora, no hemos tenido aportaciones del PSOE cuando otros compañeros, como IU, han hecho las suyas, que hemos compartido e incorporado» al dictamen. También aseguró que en las reuniones mantenidas las diferencias con los socialistas sobre el dictamen eran sobre cuestiones de estilo y «no entendemos por qué el PSOE quiere demorar una decisión con la que nos ha dicho que está políticamente de acuerdo».

Junto a Ciudadanos votó a favor del aplazamiento, PP e IU se abstuvieron y Somos se opuso

Sus críticas llegaron también a Ciudadanos porque «ha pedido el aplazamiento, sin embargo dice que no van a presentar enmiendas». «No tiene sentido demorar esto más», concluyó Taboada, pese a que el aplazamiento, de cinco días, no impedirá llevar a Pleno el dictamen la próxima semana. Cristina Pontón (IU) confió en ello y justificó la abstención de su grupo en la tardanza en recibir la nueva versión.

Para los populares, el nuevo retraso es «la confirmación de la incompetencia de Ana Taboada como presidenta de una comisión que solo quiere utilizar con fines partidistas para perjudicar al PP», señaló su portavoz adjunto, Gerardo Antuña. «Estamos ante un capítulo más de la cacería contra Agustín Iglesias Caunedo», sostuvo, y afirmó que las conclusiones «no recogen ni coinciden con lo que se dijo en las comparecencias».

Luis Pacho, de Ciudadanos, denunció que la reunión de ayer «pone de manifiesto, una vez más, el completo desacuerdo de las tres patas de este gobierno» y anunció que presentar sus propias conclusiones.

El dictamen, o mejor, las dos versiones del mismo coinciden en señalar a Caunedo y al interventor como responsables de la decisión de devolver avales y garantías a Aquagest (por el contrato de Gestión de Ingresos) por 840.000 euros en 2009, pese a la existencia de informes en contra del propio interventor, Tesorería y una consultora externa y una sentencia previa favorable al Ayuntamiento. Por estos hechos y por los viajes que presuntamente pagó la empresa al popular, ambos están siendo investigados por un juzgado de Lugo.

Fotos

Vídeos