La FSA quiere que Wenceslao López repita como candidato socialista a la Alcaldía de Oviedo

La FSA quiere que Wenceslao López repita como candidato socialista a la Alcaldía
El alcalde, entre Jonás Fernández y Adrián Barbón, en el Día de Europa. / ALEX PIÑA

El secretario general de la AMSO, Iván Piñuela, también respalda la candidatura, que López elude confirmar

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

A poco más de un año para las elecciones, la dirección de la Federación Socialista Asturiana (FSA) tiene ya decidido que quiere que Wenceslao López opte de nuevo a la Alcaldía de Oviedo. Fuentes próximas al secretario general de los socialistas asturianos y ya candidato a la presidencia del Principado, Adrián Barbón, confirmaron a este diario la apuesta como candidato del partido por el veterano militante que se convirtió en 2015 en el segundo alcalde socialista de la ciudad desde la restauración de la democracia.

Lo que queda por definir es cómo será el proceso. Si será la dirección regional la que dé un aval público a su candidatura o si será la nueva dirección de la propia Agrupación Municipal Socialista de Oviedo, que encabeza Iván Piñuela, la que mueva ficha primero y anime al regidor a hacer un nuevo intento. Piñuela, de hecho, ya ha manifestado en público su apoyo al que fue su secretario general cuando él ocupaba la secretaría de Organización para intentar un nuevo mandato.

Cualquiera de los dos movimientos, o los dos a la vez, bastarían para desactivar posibles alternativas o movimientos del ahora sector crítico, creen fuentes del partido, que recuerdan que no hay precedentes de aspirantes a candidato contra un alcalde en ejercicio. En cualquier caso, la dirección de los socialistas asturianos espera poder mantener un encuentro con el propio Wenceslao López para cerrar este y otros detalles una vez que se apacigüen las aguas tras la proclamación de Adrián Barbón como candidato a la presidencia del Principado.

El apoyo de la FSA a López como candidato a la Alcaldía en 2019 entra dentro de lo previsible. Tras la renuncia de Javier Fernández a un nuevo mandato al frente de la federación regional, la agrupación socialista de Oviedo apoyó mayoritariamente a Barbón frente a José María Pérez como su sucesor y en la nueva directiva local, la que sucedió a López, hay destacados 'sanchistas' en puestos de responsabilidad. De hecho, el alcalde ha sostenido en varias ocasiones que fue uno de los primeros críticos con la línea del partido y su desconexión con la ciudadanía y que fue ese el motivo que le llevó a optar en 2012 a la Secretaría General de la AMSO, que ganó por tan solo cuatro votos al candidato 'javierista', Alfredo Carreño. Entonces, López se marcó como objetivo reconstruir el partido y buscar un candidato para las elecciones municipales porque, defendió, no era bueno que la misma persona acumulase cargos orgánicos y de representación. Dos años más tarde, sin embargo, acabó por empadronarse en Oviedo (lo estaba en Siero, donde reside) y por disputar las primarias de cara a las elecciones de 2015. El entonces sector oficial dio una última batalla en Oviedo y disputó las elecciones internas a López apoyando no sin divisiones a Jorge Monsalve. Perdió y ocho meses más tarde y con el peor resultado obtenido nunca por un candidato socialista, Wenceslao López, se convirtió en alcalde gracias al apoyo inesperado de Somos Oviedo e IU y para sorpresa de la FSA, que convocó un comité autonómico solo para impedir a López que apoyase la investidura de Ana Taboada, líder de Somos.

Silencio y otros silencios

Con todo, Wenceslao López rechaza pronunciarse sobre si aspirará a un segundo mandato en 2019 y responde cada vez que es preguntado, la última vez este viernes en la inauguración de La Ascensión, que no toca afrontar este asunto, que está a disposición del partido, centrado en gobernar la ciudad e, incluso, que ni siquiera ha pensado en ello. Hace una semana, en una entrevista con este diario, lo más cerca que estuvo de confirmar sus intenciones de repetir como candidato en público fue decir que «siempre quedan proyectos» ilusionantes por llevar a cabo.

En realidad, de los cinco grupos de la Corporación municipal ninguno tiene cabeza de cartel confirmada para la próxima cita electoral en un escenario inédito en la política local en la que, hasta hace no tanto, siempre se podía contar con las fotos de Gabino de Lorenzo y Roberto Sánchez Ramos cada cuatro años. Retirado el primero en 2012, tras renovar su mandato, a la Delegación del Gobierno y ahora relevado de esta; la decisión de Sánchez Ramos de dejar la actividad política tras este mandato deja dos huecos vacíos. El del PP no lo llenará el sucesor de De Lorenzo, Agustín Iglesias Caunedo, imputado en la 'operación Pokémon', ha dado un paso a un lado y aspira a influir en la designación del candidato. IU, pendiente de la estrategia nacional, piensa en una mujer como candidata. Las cosas parecen más claras en Somos, donde si no hay grandes vuelcos Ana Taboada repetirá como candidata y se vuelven oscuras en Ciudadanos, donde el crecimiento de las expectativas electorales de la formación puede dar lugar a sorpresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos