«Si te quieres suicidar lo haces en tu casa y no bajas al cuarto de la basura»

El portal de la plaza de Primo de Rivera donde se encontró el cadáver de José Manuel Fernández. / PIÑA

La hermana del hombre apuñalado en un edificio de Salesas lamenta que tardarán quince días en conocer los resultados sobre la muerte de 'Lolín'

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La familia de José Manuel Fernández Vázquez, cuyo cadáver apareció este martes con varias puñaladas en un cuarto de basura del edificio donde residía, en el número 8 de la plaza de Primo de Rivera, tendrá que esperar dos semanas para conocer las causas exactas que motivaron su muerte. «Mi marido llamó al Juzgado de Primera Instancia y le dijeron que hasta dentro de quince días no tendríamos resultado», aseguró Marisol Fernández Vázquez, hermana del fallecido.

Han transcurrido cinco días desde que apareció el cuerpo y la familia continúa sin saber nada de qué pudo ocurrir entre la noche del lunes 26 de junio a la madrugada del martes 27. En ese margen de tiempo se sospecha que pudieron acontecer los hechos que desembocaron en la «muerte violenta» de José Manuel Fernández atendiendo al testimonio del portero del edificio, que localizó el cadáver a las siete menos veinte de la mañana de este martes. «No sabemos nada solo, nos queda esperar por los resultados», se lamentó la hermana del fallecido.

Hay que recordar que José Riera, conserje del edificio y persona que localizó el cadáver en el cuarto de basuras del inmueble, aseguró que él era el «primero» en bajar a ese lugar «todos los días» para guardar los cubos.

Marisol Fernández Vázquez

La Policía Nacional mantiene «abiertas todas las hipótesis» sobre la «muerte violenta» de este vecino. El concepto de muerte violenta en medicina forense incluye dos posibilidades descartada la accidental: el suicidio y el crimen.

La hermana del fallecido duda de la primera hipótesis. «Yo no sé si se suicidó o no porque todo es muy raro. Si te quieres suicidar lo haces dentro de tu casa y no bajas al cuarto de la basura», esgrimió.

Para Mari Sol Fernández la causa de la muerte no es un «ajuste de cuentas», como así aseguró un familiar cercano el día del funeral del fallecido. «Él no debía dinero a nadie ni tuvo que vender su piso por las deudas, sino por otro tema personal relacionado con el divorcio de su exmujer», precisó la hermana.

El cuerpo apareció tendido en el suelo y ensangrentado debido a varias «heridas de arma blanca», como así confirmaron fuentes policiales. Lo localizó el conserje en el cuarto de la basura del edificio en el que residía, el número 8 de la plaza de Primo de Rivera. Se da la circunstancia de que la mujer con la que compartía la vivienda falleció a causa de una sobredosis de droga cuatro días antes de que encontrasen el cadáver de José Manuel Fernández.

La relación entre los dos era bastante tormentosa, ya que la mujer tenía serios problemas con las drogas. De hecho, una vecina aseguró que a ese piso «iba todo el mundo a pincharse» y que además, un amigo de la pareja del fallecido le confesó que iba «a matar al cojo», porque según relató a este periódico «estaba muy celoso» de 'Lolín', al que le faltaba una pierna. Testimonio del que también dio cuenta ante la Policía Nacional, el pasado miércoles. Continúa el secreto de sumario.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos