Dos rastrillos para ayudar a la lucha contra el hambre

Un grupo de asistentes ante el expositor con los libros puestos a la venta. / FOTOS MARIO ROJAS
Un grupo de asistentes ante el expositor con los libros puestos a la venta. / FOTOS MARIO ROJAS

Las iglesias de los Santos Apóstoles y Corazón de María organizan una colecta para construir un hospital en Malawi

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Las parroquias de los Santos Apóstoles y Corazón de María se marcaron este fin de semana un objetivo: recaudar el máximo dinero posible para ayudar a Manos Unidas en su lucha contra el hambre y a construir un hospital Malawi. El numeroso público, un año más, respondió. Tanto, que las papeletas para la rifa de una camiseta del Real Oviedo sorteada en el primero de estos templos volaron al poco de ponerse a la venta.

A la una del mediodía, el cura José Luis Pascual anunció los ganadores. Eligió la mano inocente del pequeño Martín, que aunque se hizo de rogar finalmente anunció a los premiados. «Las participaciones que han recibido el premio son de la 101 a la 110». Este sorteo alegró el domingo lluvioso a más de uno, ya que también se rifó un jamón.

En la iglesia situada al lado del Palacio de Exposiciones y Congresos no solo había sorteos, también se instalaron ocho puestos donde se exhibían los productos donados por las empresas ovetenses y los feligreses eran los encargados de venderlos. Costaba hacerse un hueco en el mercadillo para ver los objetos de cerca. «Este año los comercios se han implicado mucho y nos han dado una gran cantidad de productos para que los vendiésemos y recolectásemos el mayor dinero posible», destacó Susana Fernández desde la barra del bar.

En la parroquia Corazón de María los protagonistas fueron los claveles. Los alumnos de catequesis patearon las calles de las inmediaciones de la plaza de América con un ramo de flores en la mano. El objetivo era que la gente depositase dinero en las huchas que portaban, sin embargo los ovetenses respondieron de tal forma que estos niños se mostraban sorprendidos: «Hay ciudadanos que nos dan veinte euros por una flor o donan dinero a cambio de nada», comentó Pelayo Fuente. De igual forma, en esta iglesia también se vendieron calendarios y camisetas con el logotipo de Manos Unidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos