Reanimando con 'La macarena'

Los escolares de cuarto de Primaria practican la reanimación pulmonar en el patio, supervisados por Jorge Crespo. /  FOTOS: MARIO ROJAS
Los escolares de cuarto de Primaria practican la reanimación pulmonar en el patio, supervisados por Jorge Crespo. / FOTOS: MARIO ROJAS

Los alumnos del colegio Dolores Medio se divierten mientras aprenden a salvar vidas con técnicos de emergencias

D. LUMBRERAS OVIEDO.

«Os arrodilláis y le preguntáis al paciente: '¿Está bien?' Si no respira empezamos y bajamos al pecho. Hacemos treinta compresiones y un boca a boca. Es un ritmo cansado, sería como 'La macarena'». En cuanto el técnico de emergencias Jorge Crespo terminó de darles las instrucciones, los alumnos de cuarto de Primaria empezaron a cantar el éxito de Los del Río. Al terminar, Lola Díaz, Paula Fernández y Olaya Luque tenían claro que se harán médicas para «salvar a la gente».

Todo el colegio, 173 niños, disfrutó del taller de primera intervención en una emergencia que impartió ayer la Fundación de Transporte Sanitario. Los alumnos de Infantil, aunque no llegaron a practicar la maniobra, sí que subidos a una UVI móvil aporrearon al muñeco que hacía de paciente mientras escuchaban a Ismael Lada explicarles que en caso de apuro, debían llamar al 112 y «decir dónde estamos».

Los pequeños, sin hacer mucho caso de sus profesoras, trasteaban por el aparato, se interesaban por si les tienen «que dejar cruzar aunque esté en verde» y recitaban que «el corazón mueve la sangre». A Martín Muñoz le gustó el taller, pero no será sanitario: «Ya pensé que quiero ser, ingeniero de Lego».

Y la pequeña Julia Muñoz, de primero de Infantil y que en su casa tiene «una ambulancia de juguete», le prestó la visita «porque había muchas cosas», sobre todo «la 'vacunilla' donde echaron a ese muñeco».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos