La reforma de las líneas de autobús añade 48 kilómetros de recorridos, un 25% más

La línea de transportes urbanos H1, a su paso por la plaza de Escandalera . / MARIO ROJAS
La línea de transportes urbanos H1, a su paso por la plaza de Escandalera . / MARIO ROJAS

La creación de la línea I, el traslado de algunas cabeceras y la línea rápida R solo sumarán 146.000 euros de costes

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

En marzo, casi con un resoplido de alivio, la concejala de Servicios Básicos, Ana Rivas, presentó tras dos años de negociaciones el nuevo mapa del transporte urbano que el equipo de gobierno quiere implantar este verano. Dos años de reuniones que desembocaron en 222 alegaciones, resueltas con la estimación de 58 de ellas, la aceptación parcial de 141 y el rechazo de 23 de las peticiones. Un trámite que ha acabado por añadir, por extender la red de transporte de la ciudad otros 48 kilómetros más. El nuevo mapa sumará 241,65 kilómetros de rutas, frente a los 193,75 del actual sistema, implantado por el anterior equipo de gobierno en 2014. Se trata del mayor expansión del servicio, un 24,7%, desde su creación. Y se hará con un coste mínimo. De apenas 146.000 euros, tras los ajustes según las previsiones de los técnicos municipales.

Rivas no quiso desvelar los detalles económicos o de recorridos durante la presentación. Lo hizo por prudencia, embarcado como está su departamento en una doble negociación con la empresa concesionaria y con el Consorcio de Transportes de Asturias para la implantación de nuevos billetes gratuitos para los menores de 12 años, con importantes descuentos para los desempleados y con el encaje del servicio municipal con el que coordina el Principado, después de que los técnicos de la casa advirtiesen de las discrepancias y dificultades del encaje provisional pactado por el anterior equipo de gobierno y prorrogado desde entonces.

Cambios principales

A grandes rasgos los cambios en la red supondrán llevar el autobús a sitios donde no llegaba, a cambio de ajustar o reducir las frecuencias de algunos de los recorridos actuales. De la propuesta de modificación inicial, el principal cambio es la creación de una nueva línea, con la letra I, que hará el recorrido entre Llamaquique y Fabarín y añade, por sí sola, 21,3 kilómetros a la red.

La creación del nuevo recorrido no es caprichosa. El Ayuntamiento planteaba dar servicio a la zona de Fabarín prolongando la línea B, Fitoria-Olivares, hasta la zona de La Bolguina. El diseño, sin embargo, se encontró con importantes problemas de seguridad debido a la estrechez de los viales de la falda del Naranco y a la necesidad de mantener el recorrido de la línea B con un autobús estándar por la demanda de sus paradas en la zona urbana que atraviesa. La alternativa de nueva creación se prestará en cambio con un microbús y frecuencias de 75 minutos. Será la cuarta línea de la red, tras las de Faro, Latores y Llubrió, que se prestará con un coche de servicio pequeño.

Los cálculos de la nueva red están hechos sobre los datos de viajeros de 2016, algo más de 11,33 millones, pero la cifra siguió creciendo el año pasado. TUA llegó a transportar a casi 15 millones de ovetenses al año, pero la crisis económicare rebajó los usuarios, que ahora vuelven a crecer.

Una propuesta rentable

No es la única línea nueva. La R, el trayecto rápido que llevan demandando los vecinos de La Corredoria muchos años, es la otra novedad del mapa y sumará 12,7 kilómetros, todos urbanos, a la red uniendo el polígono del Espíritu Santo con las facultades de los distintos campus universitarios de la ciudad en 50 minutos de viaje entre cabeceras. Lo hará cada 30 minutos, con autobuses articulados, pero solo los días laborables.

Los técnicos calculan que captará 1.139.577 viajeros al año y generará unos ingresos para el sistema de más de 1,08 millones de euros. Se convertirá en la línea más rentable de la red, con un coste por viajero inferior al euro. La creación de esta nueva línea obligará reducir el servicio y la frecuencia en otras con las que comparte recorrido parcialmente y que también se prestan con articulados.

Los técnicos estiman que la línea H -Catedrático Serrano-Intu Asturias-, la que más usuarios tiene con más de 2,2 millones de viajeros al año, debe mantenerse tal cual, por lo que el material rodante para prestar la nueva línea rápida se detraerá de las líneas E, un articulado, y C, que perderá cuatro y verá su frecuencia de paso aumentar hasta los 15 minutos los días laborables, ya que se estima que muchos de los usuarios de esta última se pasarán a la nueva rápida R.

Temas

Tua, Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos