Sin fecha para el regreso de los usuarios de la residencia de La Tenderina

Dos ancianos a la espera de ocupar su turno en una ambulancia para ser trasladados de residencia el pasado domingo. / MARIO ROJAS

La empresa de mantenimiento del centro trabajará durante el fin de semana para reestablecer el servicio eléctrico

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El regreso de los 110 usuarios de la residencia de La Tenderina, desalojada el domingo pasado tras el desbordamiento del río Abuli, sólo se hará cuando se den las «perfectas condiciones de seguridad y habitalidad» de las instalaciones. Lo aseguró el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, durante la rueda de prensa seguida al Consejo de Gobierno celebrado este miércoles. El portavoz del Principado salió al paso ante el hermetismo mostrado tanto por la directora de la red de Establecimientos Residenciales de Ancianos del Principado de Asturias, Graciela Blanco, como de la propia consejera de Derechos y Servicios Sociales, Pilar Varela.

El consejero de Presidencia avanzó que para hacer efectivo el regreso de los 110 usuarios, primero hay que restablecer los servicios eléctricos dañados tras la inundación. Guillermo Martínez consideró que, una vez restablecidos, la próxima semana ya podrán entrar en funcionamiento el resto se servicios esenciales afectados. Esto es, recuperar la funcionalidad de los ascensores, sistemas de detección, grupos de presión de incendios y vestuarios de personal. «Habrá que ser cauteloso hasta que se recupere el servicio eléctrico y por lo tanto, evaluar de forma más precisa los daños», dijo.

Dimisión

Fuentes de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales apuntaron que los usuarios realojados en varias residencias de la capital asturiana, Siero y Mieres se encuentran «en perfecto estado». La apreciación no es baladí ya que los grupos parlamentarios del Partido Popular y de Izquierda Unida criticaron la «improvisación» y falta de «información» a los familiares de los usuarios durante el desalojo del pasado domingo. Pidieron la comparecencia en la Junta General del Principado tanto de la consejera como de la directora del ERA. Ayer, el portavoz del PP Matías Rodríguez Feito pidió la dimisión de Graciela Blanco, responsable del ERA. La acusó de «dejadez de funciones y actuación negligente» por no haber «alterado sus vacaciones y abandonar a los usuarios y trabajadores del centro a su suerte», argumentó el diputado popular.

De estas críticas también habló el consejero de Presidencia. Calificó de «oportunismo político» utilizar este suceso cuando el desalojo de los 110 usuarios se realizó, incidió el consejero, «siguiendo los protocolos establecidos para este tipo de situaciones».

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos