La rehabilitación del consultorio de La Manjoya arrancará en 2018

Actual estado del edificio en el que se reinstarlará el consultorio una vez reformado. / MARIO ROJAS
Actual estado del edificio en el que se reinstarlará el consultorio una vez reformado. / MARIO ROJAS

Desde este mes de octubre y hasta que finalicen las obras, el Principado instalará una dotación provisional en suelo municipal

J. C. A. OVIEDO.

La Manjoya tendrá nuevo consultorio en el mismo inmueble que ahora ocupa el actual. Así, la que era una perseguida reivindicación vecinal para acabar con las condiciones insalubres del edificio para la práctica de la medicina, se verá paliada una vez que la Consejería de Sanidad y el Ayuntamiento han llegado a un acuerdo para acometer la reforma.

Ayer, el alcalde de Oviedo, Wenceslao López; el consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Francisco del Busto; la directora general de Planificación Sanitaria, Concepción Saavedra; la concejal de Patrimonio, Cristina Pontón; y el arquitecto responsable de los trabajos, Jesús Menéndez, presentaron a los vecinos de La Manjoya las líneas maestras del proyecto.

Las obras comenzarán en 2018 una vez que el Ayuntamiento licite los pliegos de la reforma del techo y la fachada. Cuando esté hecho, la planta baja de la antigua casona de la fábrica de explosivos pasará a ser titularidad del Principado que se responsabilizará de la reforma interior. En ella habrá dos consultas, una para medicina de familia y otra para enfermería. También contará con sala de espera y aseos tanto para los profesionales como para los pacientes.

La primera planta, en cambio, seguirá siendo municipal. López emplazó a los vecinos a una futura reunión «para que digáis qué queréis hacer con ella».

Mientras todo lo anterior suceda, La Manjoya tendrá a partir de octubre una sala de consultas provisional en unos terrenos que el Ayuntamiento cederá al Principado y donde se instalarán unos módulos que, pese a su carácter transitorio, mejorarán con creces al actual. «Lo hemos mirado todo, desde alquilar espacios o utilizar otras dependencias municipales pero al final la mejor solución para los vecinos creemos que es esta», afirmó el alcalde que también dijo que las obras en el ambulatorio «llegan doce años tarde» desde que Oviedo heredó los terrenos de la antigua fábrica.

A las preguntas de los vecinos de si se reforzará el servicio médico, Del Busto y la directora general de Planificación explicaron que se ciñe a las «406 cartillas con las que cuenta La Manjoya». Muchos de los vecinos, ante las deficiencias de la instalación, huyeron llevándose su filiación a otros barrios de la ciudad, las más de las veces al cercano Otero.

El final de la reunión tuvo aire asambleario y los vecinos reunidos no dejaron escapar la ocasión de reclamar desde «desbroce de cunetas» a «iluminación» pasando por medidas de seguridad en la carretera que atraviesa la parroquia «que parece una autopista». López y Pontón salieron al corte: «No podemos hacer en año y medio lo que en 25 no se ha hecho en el entorno rural».

Fotos

Vídeos