La rehabilitación del muro de la Junta General costará 96.540 euros

El muro de la Junta General del Principado de Asturias, situado en la calle Fruela. / ALEX PIÑA
El muro de la Junta General del Principado de Asturias, situado en la calle Fruela. / ALEX PIÑA

La empresa Copcisa limpiará el cierre, arreglará las grietas y eliminará el musgo que ha crecido alrededor en un plazo de cinco meses

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

El cierre perimetral de la Junta General del Principado presenta «evidentes deficiencias de conservación». Posee grietas y roturas, musgo y otros hongos, la suciedad invade varios metros y algunos de sus revestimientos originales están ocultos. Para evitar que esta degradación vaya a más, el parlamento asturiano ha contratado a la empresa catalana Copcisa para que acometa las labores de restauración del muro durante cinco meses.

Costarán 96.540 euros a las arcas regionales. Para llevar a cabo la actuación, la Junta General ha tenido que pedir permiso a la Consejería de Educación y Cultura y a la Concejalía de Urbanismo debido al nivel de protección del cierre.

A lo largo de la restauración, los directores de obra tendrán muy en cuenta el proyecto básico y de ejecución realizado por el arquitecto Javier Arbesú y el restaurador Jesús Puras. Los pasos que se deberán a seguir y que a grandes rasgos son: consolidación de los fragmentos que están a punto de desprenderse, limpieza de los 210 metros lineales de cierre, eliminación de los revestimientos añadidos en los últimos meses y del musgo que rodea la superficie junto a la retirada del cableado y los focos para después sustituirlos por unos nuevos.

El contrato entre ambas partes ya ha sido firmado y los trabajos comenzarán al día siguiente de que se firme el acta de replanteo.

El palacio de la Junta General es obra del arquitecto Nicolás García Rivero. Los trabajos de alzamiento arrancaron en 1901 y no fue hasta 1910 cuando se inauguró el edificio Durante varios años, este inmueble albergó la Diputación Provincial y en 1977 se decidió que este edificio sería la sede del parlamento asturiano.

A lo largo de estas tres décadas se han acometido varios trabajos de ampliación y mantenimiento y las obras que ahora se proyectan fueron pensada s en 2014. Sin embargo, este proceso se ha ido retrasando en el tiempo debido a los permisos que los técnicos de la Junta General han tenido que pedir a la administración regional y local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos