Un relicario que resume los Evangelios

El lateral izquierdo, la infancia de Jesús . / PIÑA
El lateral izquierdo, la infancia de Jesús . / PIÑA

El Arca Santa, del siglo XI y hecha de madera y plata, contenía múltiples reliquias y muestra diversas escenas de la vida de Cristo

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

El Arca Santa está en el origen mismo de la Catedral. Para albergar las reliquias que contenía (con el Santo Sudario a la cabeza) y otros tesoros como la Cruz de los Ángeles se construyó en el siglo IX la capilla de San Miguel, que con el tiempo evolucionó hasta el templo que conocemos hoy. Los estudiosos debaten si, además, también se empleó como altar. Sí está claro que sirvió para atraer peregrinos, para dar esplendor a los reyes asturianos y un aura de poderío a la diócesis de Oviedo.

El origen del arca es incierto y discutido. La leyenda cuenta que vino de Jerusalén una caja de reliquias que pasó por Túnez, Sevilla -donde San Isidoro renovó el cedro por roble- y Toledo antes de llegar a Asturias. En 1075 el Arca se abrió en presencia del rey Alfonso VI y su hermana Urraca de Zamora y fue mandada recubrir de plata.

El arqueólogo César García de Castro, que elabora la memoria artística del arca tras su restauración, considera sin embargo que su factura es posterior: «Yo apuesto por entre 1095 y 1101, la fecha de la muerte de Urraca». Probablemente fuese elaborada en un taller de Toledo, conquista de Alfonso VI.

La caja que ha llegado hasta nosotros está hecha de madera de roble y castaño, recubierta de plata dorada y nielada, mide 119 centímetros de altura por 93 de anchura y 70 de profundidad. Carece de base y de bisagras, que se perdieron en la explosión de 1934, y solo conserva un cristal de roca. Cuenta con inscripciones en latín en la tapa que reproducen parte del contenido del arca que se inventarió en 1075 (reliquias de Jesús, María, varios apóstoles y 72 santos) y otras en árabe en el frontal y los laterales que tradujo la profesora María Antonia Martínez. «La bendición de Dios, la gloria de Dios y la acción salvadora de Dios estén con el dueño», cita García de Castro.

Las partes del arca muestran la vida de Jesús, como si fuesen un resumen de los Evangelios; solo la parte trasera carece de relieves. El lateral izquierdo muestra los misterios de la infancia de Jesús y el derecho, La Ascensión y la lucha de San Miguel contra el dragón. El frontal muestra a Cristo Todopoderoso (pantócrator) acompañado de los doce apóstoles. Y la tapa, escenas de la Crucifixión.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos