«Si no actuamos, en 2050 habrá 40.000 muertes al año por resistencia a antibióticos»

«Si no actuamos, en 2050 habrá 40.000 muertes al año por resistencia a antibióticos»
María José Merayo, frente al público asistente a su conferencia en el IES Doctor Fleming. / A. PIÑA

La directora general de Política Sanitaria avisa a los alumnos del IES Doctor Fleming sobre los efectos perjudiciales del mal uso de las medicinas

D. LUMBRERAS OVIEDO.

María José Merayo, directora general de Política Sanitaria del Principado, acudió ayer al IES Doctor Fleming para dar una charla sobre los peligros del mal uso de algunos medicamentos. Y se ganó la atención de cien alumnos de primero de Bachillerato que la escuchaban con un dato: «Si no actuamos, en 2050 habrá más de 40.000 muertes al año por resistencia a los antibióticos, más que por accidentes de tráfico y tumores».

Tras explicar cómo el Sistema Nacional de Salud se estructura en un ministerio y una consejería por cada comunidad, Merayo quiso dejar claro un mensaje: «Lo que hagamos, los medicamentos que tomemos, los hábitos de vida, es algo colectivo. Sois parte del sistema sanitario y hay que cuidarlo». Así, si alguien no emplea bien los antibióticos, se genera una resistencia -dejan de ser efectivos- y ya segó la vida de «más de 2.500 personas en España en 2017».

La ponente recurrió al ejemplo clásico del catarro y la gripe. «Alguno al quinto día está algo mal y toma un antibiótico. '¡Ya curé!'. ¡Te ibas a curar igual!», expuso, para risa del público. «El 80% de las enfermedades son víricas, los antibióticos no hacen nada. Tampoco se deben usar para infecciones leves con bacterias, solo en casos moderados y graves».

«Me parece muy bien que nos enseñan cosas útiles para la vida», agradece un estudiante

Merayo recalcó, además, que emplear esta clase de medicamentos a destiempo «es perjudicial y además genera un gasto innecesario». También hay que desechar los que ya no se vayan a usar, sin utilizarlos, y atenerse a las pautas del médico: «Si son cada ocho horas y lo tomas cada diez, hay dos horas en que las bacterias no son atacadas por nadie, siguen creciendo y generan resistencias».

Se refirió asimismo a que los antibióticos solo se pueden usar en animales «cuando están enfermos, no para prevenir infecciones ni para engordar de forma fraudulenta, ese es un problema importante» frente al cual «se está trabajando en la receta electrónica; hasta ahora administraban los ganaderos los antibióticos con poco control». Hay lugar para la esperanza, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya tiene estrategias para combatir esta amenaza.

Los estudiantes agradecieron la conferencia. «Es interesante, me parece muy bien que en horas lectivas nos enseñen cosas que van a ser útiles en la vida. Había oído hablar de la resistencia, pero no era consciente», comentó Fernando Romero. A Carmen Sicilia le llamó la atención la importancia de que «los horarios siempre hay que cumplirlos, no lo sueles hacer». Y su compañera Andrea Artamendi concedió que «dijo cosas muy importantes pero que pasamos por encima, tomamos antibióticos sin darle relevancia».

«Nos enseñó el funcionamiento del sistema y nos concienció para usarlo bien, es interesante porque lo pagamos nosotros», valoró Mateo Afonso. Él fue el único chaval que preguntó por qué el médico no le daba un justificante cuando faltaba a clase para una consulta. María José Merayo le respondió: «Tienes derecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos