La restauración de las pinturas de San Miguel de Lillo arrancará en mayo

Mariano Marín, Margarita González, Otilia Requejo, Genaro Alonso, Fernando Benzo y Wenceslao López, ayer en San Miguel de Lillo. / P. L.

El Gobierno central invierte 664.000 euros en la obra, que busca devolver a los frescos su aspecto original

DANIEL LUMBRERAS LILLO.

En San Miguel de Lillo, del siglo IX, se encuentran unas pinturas murales con figuras humanas que son únicas en todo el arte europeo altomedieval, pero que el paso de los años, la humedad y arreglos poco acertados han dejado al borde del desastre. Para revertir esta situación, técnicos del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), del Principado y de la empresa adjudicataria Artico comenzarán en mayo unas obras de restauración, que se alargarán 18 meses.

Los trabajos costarán 663.963 euros, que asumirá el Gobierno central. En la propia iglesia el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, destacó «la cooperación» entre administraciones: allí lo acompañaron el alcalde, Wenceslao López, y el consejero de Cultura, Genaro Alonso, junto con el delegado diocesano de Bienes Culturales, Víctor Cedrón.

La meta es «la consolidación de las pinturas murales y los revestimientos originales», declaró Margarita González, restauradora del ICPE. Primero supervisarán el estado de conservación de los frescos -incluyendo el tratamiento contra el agua de 2011- y documentarán todo con fotografías y vídeos. Después, con sondas digitales, analizarán los materiales y las condiciones climáticas, algo que «permitirá redactar un protocolo de conservación». Después, se limpiarán las superficies de daños biológicos con métodos no invasivos y se eliminarán, de manera paulatina, «recubrimientos de antiguas restauraciones que están ocultando la decoración original».

Mariano Marín, delegado del Gobierno, habló de una «actuación integral y ambiciosa» que «permitirá devolver a estos frescos el esplendor grandioso de los originales». Genaro Alonso se felicitó por las «buenas noticias» y recordó que la Consejería de Cultura ya invirtió 60.000 euros el año pasado en una reparación de urgencia de 'El Entronizado'.

«Venimos con proyectos ambiciosos», resaltó Benzo, que comparecerá hoy en el Congreso para dar más detalles, pero apuntó que ha habido «un 4%» de aumento en su negociado y que tiene «esperanza presupuestaria». A tal efecto, Marín recordó que «el esfuerzo inversor del Gobierno» en el proyecto de presupuestos abarca también a San Julián de los Prados, San Salvador de Cornellana, el Chao Samartín, el palacio de Maqua en Avilés y el entorno de Tito Bustillo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos