'Rivi' pide a Almeida que no le dé «lecciones sobre el botellón, un problema muy serio»

'Rivi' pide a Almeida que no le dé «lecciones sobre el botellón, un problema muy serio»
En el carnaval las calles de El Antiguo se llenaron. / PIÑA

El edil de Festejos carga contra el presidente de Otea y Marisa Ponga le invita a retomar la colaboración en acciones preventivas

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', salió al paso de las críticas de la patronal de hostelería y TurismoOtea, que expresó anteayer su «profundo malestar» por el «macrobotellón» de carnaval y afeó al Ayuntamiento de Oviedo su «poco interés» en atajar el consumo de bebidas alcohólicas en la calle. «Es muy curioso. Nos da lecciones alguien que con sus chiringuitos ha destrozado en San Mateo un Bien de Interés Cultural como es el paseo de Los Álamos», respondió 'Rivi' al presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida, refiriéndose a Gastromateo.

Y siguió: «Me pueden tachar de cualquier cosa menos de cínico. He contado lo que creo. El botellón es un problema muy serio, muy educacional, muy cultural. Si alguien pretende que eso se solucione exclusivamente con la Guardia Civil, está muy equivocado», dijo 'Rivi'. Aseguró que se trata de una cuestión «de toda una generación» y que el Consistorio «no vende las botellas», remarcó.

El concejal realizó una defensa cerrada de la gestión municipal, tirando de ironía: «Desde la Fundación Municipal de Cultura hemos provocado la mayor programación, la mejor calidad y eso crea problemas: viene más gente». También dio a entender que Otea no representa a todos: «La inmensa mayoría de la hostelería está feliz con este tipo de actividades, porque entre otras cosas se han llenado los restaurantes».

Por otro lado, 'Rivi' también respondió a la Asociación de Vecinos del Oviedo Antiguo, que reclama su cese por la «desvergüenza de banalizar» el consumo de bebida en la calle. «Estamos en una sociedad muy plural desde el punto de vista democrático y por lo tanto, nada que decir», despachó. Finalmente, rechazó la posibilidad de establecer un 'botellódromo' en Oviedo: «Los 'apartheid' tuvieron ya un gran 'éxito' en la época de Hitler».

Policía y prevención

El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, afirmó que no sabe «exactamente qué es lo que no les gusta a los hosteleros, y eso es lo que me interesaría saber». Porque, continuó, «hemos aumentado la implicación policial y todo lo que pueda reforzarse se va a reforzar, no me lo tomo a broma», insistió. No obstante, recalcó, el botellón «no solo es un problema policial, es un problema de civismo. Empieza en casa, sigue en la escuela y acaba en el Ayuntamiento. El esfuerzo tiene que ser colectivo».

Por su parte, la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, respondió a las críticas de Otea recordándole los distintos programas municipales contra el consumo de alcohol en jóvenes. De las actividades de ocio alternativo disfrutaron 8.932 personas; y este curso, por ejemplo, la prevención en los colegios alcanza a 4.907 alumnos.

Tras estas cifras, la edil dejó un recado a Almeida: «Le invitamos a retomar la coordinación y colaboración que en otros momentos se mantuvo con su asociación con el fin de realizar actuaciones en conjunto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos