'Rivi' defiende que los carteles de San Mateo «son un reflejo de la sociedad»

El concejal de Cultura encara las críticas de los ciudadanos y de la oposición y pide respeto para este trabajo de Ricardo Villoria

P. CARRELO / R. AGUDÍN OVIEDO.

Para el edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', la campaña publicitaria de las próximas fiestas de San Mateo debe estar siendo todo un éxito, porque en su opinión, «lo mejor que le puede pasar a un cartel es que se hable de él».

El concejal capea las críticas enorgulleciéndose de los cuatro letreros realizados por el ilustrador gráfico Ricardo Villoria, protagonizados por un serio niño con su nube de algodón; una mujer embarazada y su otro hijo; una señora vestida de negro con un acordeón; y un joven sin ningún acompañamiento: «Ricardo Villoria ha hecho un trabajo extraordinario porque los carteles me encantan», decía Rivi.

En cuestión de horas, esas cuatro versiones de la cartelería ya no eran solo cuatro, y es que a los ovetenses les faltaba el tiempo para ponerse a editarlas por su cuenta, pero no la imaginación.

Hay montajes protagonizados por el propio concejal de Cultura, cuando fue llevado en volandas por agentes de la Policía Nacional en el desalojo de La Madreña. También por el concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón; Manolín 'el gitano' o el futbolista Gerard Piqué y su ya famosa frase 'se queda' en referencia a Neymar.

«¿Quién se puede asustar porque en unos carteles aparezca gente de verdad?»

Por los pasillos del Consistorio, también había quien se mostraba molesto, como el Partido Popular y Ciudadanos, que se quejaban oficialmente a través de una nota de prensa. La popular Belén Fernández destacaba que están «totalmente descontualizados» y que Villoria «no ha conseguido su mejor composición».

Desde Ciudadanos, Luis Pacho añadía que los carteles buscan «ocultar la penosa gestión que se ha hecho en los dos años de gobierno».

Tras semejante alud de 'memes' y comentarios en redes sociales y la crítica por parte de la oposición, «lo de que es un cartel gris, negro, que 'mete mieu'», Roberto Sánchez Ramos lo definía como «opiniones».

«Gente de verdad»

«Un trabajo artístico» para el que Rivi pide más respeto, ya que «refleja a las personas de verdad», a las que «hay que reconocer porque, ¿quién se puede asustar porque en unos carteles aparezca gente de verdad?».

En la calle, las reacciones tampoco se hicieron esperar. Eran muchos los ovetenses que, como Adelina García, no le encontraban el significado: «A mí no me transmiten nada para una fiesta como San Mateo, me parece que no pintan nada. No me gustan», decía García después de confundirlos con los carteles promocionales de «los que van a actuar».

Igual de reticente se mostraba su vecino Julián Vélez que, tras ojear durante un rato las imágenes, comentaba que «no son representativas de la fiesta y no me transmiten nada». A él, San Mateo en general «no le da más», y la campaña, en particular, «no le dice gran cosa».

«¿De quién es la idea de poner estos carteles? ¿Del tripartito este? ¿Del 'Rivi' o este? Pues no me gusta», sentenciaba finalmente.

Más noticias

Tampoco le apasionaron a Borja Díez, o eso creía. Dudoso de su gusto artístico, no sabía decir si «tienen algo que ver con la fiesta». Reconocía después que «las fotos son guapas, pero los carteles son un poco raros para publicitar San Mateo. Igual quieren transmitir que es para todo el mundo y de siempre», terminaba Díez.

Por su parte, Yolanda Vega se preguntaba si «¿es para que vaya toda clase de gente?», tras lo que se parecía posicionarse a favor: «Por lo menos es algo diferente».

Más positivo era Israel Sánchez, que destacaba la «originalidad» de los carteles, y es que «hay que ir cambiando, no vas a hacer siempre lo mismo, de folclóre y colores». Aunque los viera un tanto «serios y antiguos», Sánchez se desvinculaba de la polémica rápidamente, ya que «no tengo ningún problema con todo esto que están montando ahora por unos carteles».

Al joven Adrián Milena, los de este año le gustaban más que otras veces, cuando en su opinión eran «normalitos». La simplicidad de las imágenes le daba «tranquilidad».

Otros se han tomado la franja roja como un homenaje al Sporting y algunos incluso han preferido impulsar una recogida de firmas con el objetivo de que se diseñe una nueva cartelería.

Fotos

Vídeos