El alcalde de Oviedo tacha la postura de Somos sobre la Ronda Norte de «rabieta infantil»

Del Páramo y Taboada en el centro social de Las Campas antes de la reunión.
Del Páramo y Taboada en el centro social de Las Campas antes de la reunión. / PIÑA

Wenceslao López carga contra Somos antes de que Ana Taboada participara en una asamblea abierta en Las Campas

G. D. -R. / R. M. / J. C. A. OVIEDO.

El debate sobre una infraestructura esbozada hace treinta años, que duerme en un cajón desde hace veinte está tensando las relaciones entre los socios del gobierno municipal. El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, insistió ayer en que no toca hablar del diseño concreto de la Ronda Norte, para la que Fomento está contratando un nuevo estudio de alternativas, pero recalcó que «algunos están defendiendo que no quieren que el Estado financie el acceso norte, porque hay cosas que no puede financiar», dijo en alusión al proyecto de vía rápida hacia La Pixarra que abandera Somos para rematar que «quieren que se financie con fondos municipales». «Si usted se niega a que el Estado asuma su responsabilidad tiene que asumirla usted en solitario, como municipio, y eso conviene que se diga», arremetió. Para el primer edil «negarse a que el Estado financie el diseño de tres alternativas sin saber cuáles pueden ser, me parece negarse por negarse, una rabieta infantil que no tiene sentido».

Somos, sin embargo, prefirió hablar con los vecinos que seguir echando leña al fuego del gobierno municipal. La vicealcaldesa, Ana Taboada, y el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Ignacio Fernández del Páramo, presentaron en una asamblea abierta a los vecinos de Las Campas su proyecto de vía rápida hacia La Pixarra y una nueva salida en Ciudad Naranco que libere el tráfico que se genera en Luis Oliver. Eso sí, sin Ronda Norte ni nada que se le parezca. Taboada hizo un repaso a la planificación urbanística de los años de la burbuja «en la que se construyó sin pensar en las comunicaciones» mientras Del Páramo cargó con el peso técnico de su propuesta. Antes, mostraron el ruido, entre 75 y 100 decibelios, que soporta el tramo de Abuli en la A-66.

«Que exista la Ronda Norte en el plano del Plan General permitió consolidar los suelos urbanos», explicó el concejal. Esto es, que a su juicio ese trazo grueso tiene mucha culpa de los atascos actuales y de la planificación de viviendas sin servicios. Sin tan siquiera estar construida. Del Páramo cifró «entre ocho y diez millones de euros las actuaciones que propone» para mejorar las comunicaciones a ambos extremos de los barrios norte de la ciudad. Logrando, en el caso de que llegue a materializarse, salvaguardar los monumentos prerrománicos y mantener la conexión con el Naranco.

«¿Por qué no dejamos a quien tiene que pensar la ronda la piense?», pregunta Pertierra

Lo que Somos propone, en definitiva, es una solución para «600 vehículos que se incrementan según circulan hacia el centro». «Una ronda no solucionaría el problema de San Claudio, Las Campas, La Florida, Vallobín y Ciudad Naranco, sino que asumiría el tráfico pesado que circula ahora por la A-66», explicó el concejal.

La asamblea de Somos, en la que Taboada y Del Páramo no dejaron preguntas sin contestar, incluso las que vinieron de militantes de otros partidos de la ciudad, no fue la única del día. Antes, en Vallobín se juntaron siete asociaciones de vecinos y miembros de partidos políticos y de Fegea para llegar a un acuerdo con el que presionar al gobierno municipal. «Queremos estar presentes en la negociación», afirmó Ramón del Fresno, presidente de la Asociación de Vecinos de El Cristo y Montecerrao, uno de los promotores de la idea de un 'bulevar norte'. Descartan, así, estos vecinos, una vía de alta ocupación y «dañar el Naranco» lo que pretenden es «dar solución a una reivindicación histórica que solucione los problemas de los barrios afectados creando una «red arterial que se planteó por primera vez hace 50 años».

El Principado, paciente

Por otro lado, el director general de Infraestructuras del Principado, José María Pertierra de la Uz, reclamó ayer paciencia: «¿Por qué no dejamos que quien tiene que pensar la ronda la piense?», se inquirió. «El Ministerio hará un planteamiento atendiendo a los barrios y lo sensible que es la zona, como hacen todos los estudios informativos», explicó el alto cargo de la consejería. El ingeniero impartió una conferencia en el Seminario Jurídico 'Gerardo Turiel', donde deslizó las ideas preliminares que maneja. «Todo lo que sea aportar accesibilidad a los barrios de Oviedo, por supuesto es necesario, pero como ronda en el sentido de que se haga para un tráfico que viene del este al oeste no tiene sentido porque eso lo resuelva ya la Ronda Sur», explicitó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos