13 Rosas entre orbayu y poemas

Un momento de la ofrenda floral.
Un momento de la ofrenda floral. / MARIO ROJAS

El homenaje anual a las icónicas fusiladas por el franquismo estuvo marcado por la lluvia, la lírica y las referencias a la actualidad política

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Carmen, Martina, Blanca, Pilar, Adelina, Elena, Virtudes, Ana, Dionisia, Victoria, Luisa y las ovetenses Joaquina y Julia. «Que mi nombre no se borre de la Historia», pidió esta última antes de que la dictadura franquista las fusilase a todas en Madrid el 5 de agosto de 1939. Las Trece Rosas. Ayer, decenas de personas de la asociación que lleva su nombre las homenajeó en el monolito en su honor, en San Esteban de las Cruce, con una ofrenda de flores rojas y palabras de recuerdo.

En medio de un orbayu que no aguó los corazones, se leyeron el poema de Julián Fernández del Pozo 'Homenaje a las Trece Rosas' («Las rosaledas de parques, / de esta, nuestra España chica, / reflejarán vuestras caras, / vuestras sonrisas de niñas») y el de Blas de Otero 'En el principio'.

Hubo también algún espontáneo. «Una democracia no puede dejar de mirar al pasado. Se dice que este tipo de actos reabren heridas. No, sirven para cerrar heridas definitivamente. Tenemos un compromiso con las víctimas de la represión y estoy muy orgullosa de reivindicar la legalidad y la libertad que defendieron estas mujeres», dijo la directora Carolina Lasheras, entre algunos aplausos (pocos, para que no se cayera el paraguas) y una gran bandera tricolor del Ateneo Republicano de Asturias.

La ofrenda, que tiene lugar en Oviedo desde 2009 y se celebró este año por primera vez en un lugar de San Esteban donde tuvieron lugar muchos combates en la guerra civil y hay un monolito que recuerda desde 2015 a las Trece Rosas. «Aquí solamente hay localizada una mujer de entre diecinueve y diez años. No hay nada para la memoria histórica, pero sí para el Valle de los Caídos y la Fundación Franco», lamentó la presidenta de la asociación, Laura Díez. En San Esteban, señaló, hay «tres fosas sin excavar».

Al filo de la actualidad, Díez preguntó: «¿Hay alguien de PP y Ciudadanos? No los esperábamos». «Ellas no dieron cuadros ni equipos médicos (en referencia a Plácido Arango y Amancio Ortega, a los que ambos partidos quieren homenajear), pero ellas dieron su vida por la democracia, lanzamos el mensaje de que el Ayuntamiento les haga un acto público», dejó caer.

Y el concejal de Somos Fernando Villacampa, que estaba presente, reaccionó al instante: «Recogemos el guante con ganas. La recuperación de la memoria histórica, de la dignidad de aquellos luchadores antifascistas debe estar en la memoria del pueblo». En este sentido, avanzó, «la asociación nos va a presentar una propuesta de reconocimiento, la estudiaremos y veremos cómo podemos darle el máximo de dignidad». Las Trece Rosas ya renombran la calle que era coronel Aranda.

Por allí se dejaron caer los concejales socialistas Diego Valiño y el gijonés José María Pérez, 'Josechu', aspirante al liderazgo del PSOE asturiano. También el presidente del Centro Asturiano de Barcelona, Enrique Delgado, quien anunció que está preparándose en dicha ciudad, para octubre y noviembre, unas jornadas sobre los niños refugiados de los republicanos que salieron de los puertos de Gijón y Avilés cuando cayó el Frente Norte hace 80 años, los enviaron a Francia y luego volvieron, a Cataluña, en los estertores de la guerra.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos