Rosón afirma que el alcalde dio «una opinión» cuando rechazó recurrir el fallo del IBI

El TSJA anuló el IBI diferenciado a los grandes valores catrastales impulsado por el equipo de gobierno / ALEX PIÑA
El TSJA anuló el IBI diferenciado a los grandes valores catrastales impulsado por el equipo de gobierno / ALEX PIÑA

Los grupos parlamentarios de PSOE, IU, Foro y Ciudadanos se oponen a dar más financiación a Oviedo por ser la capital

R. A. / J. C. A. OVIEDO.

Han pasado cinco días desde que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) tumbase el IBI diferenciado y aún no se sabe si el Ayuntamiento va a recurrir la sentencia o asumirá el error. Lo único que está claro es que el alcalde Weceslao López (PSOE) y el edil de Economía Rubén Rosón (Somos) tienen una opinión diferente. El regidor aseguró el viernes que el Ayuntamiento no recurriría el fallo al Tribunal Supremo porque «no tendría sentido». Este impuesto ya está cobrado en su mayoría y si se pierde la batalla, se «perjudicaría a los ciudadanos», al aplicarse el del año anterior. En cambio, para el concejal de Economía aún no hay ninguna decisión tomada al respecto. Rosón señaló que deben de ser los técnicos de Abogacía Consistorial quienes digan qué hay que hacer, por lo que dijo que alcalde dio «una opinión» el pasado viernes al anunciar que no habría tal recurso. «La decisión final es más técnica que política y esperamos que Abogacía Consistorial diga esta semana si recurrimos la sentencia», precisó el concejal de Somos.

Rosón no solo aprovechó la ocasión para frenar a López, sino que también criticó la labor de la oposición. Según su punto de vista, el Partido Popular y Ciudadanos han instado los ovetenses a recurrir el IBI diferenciado y si finalmente ganan la batalla, los ovetenses saldrían perjudicados. El recibo aumentaría entre «treinta o cincuenta euros» en cada caso: «Este año el IBI ha bajado», pero si recurren tendrían que pagar más dinero por este impuesto. De igual forma, pidió a la oposición «respeto y seriedad» a la hora de poner en tela de juicio la labor del equipo de gobierno.

Ley de capitalidad

Rubén Rosón, por otro lado, no está conforme con los recursos que el municipio recibe cada año por parte del Principado. Según explicó ayer a través de sus redes sociales, Oviedo es la capital de Asturias y «como tal debe de ser tratada». «La deuda histórica de los gobiernos asturianos con la capital es sangrante y ahora se debe poner fin a la discriminación que Oviedo ha sufrido durante los últimos años», y abrió la puerta a cobrar el IBI diferenciado el próximo año del HUCA al Principado.

Esta opinión es compartida por el portavoz del Grupo Municipal Popular, pero Agustín Iglesias Caunedo, difiere de las formas con las que se ha hecho esta propuesta. «El PP siempre defendió que la ciudad debe de ser reconocida de forma oficial, legal y presupuestaria como capital de Asturias, pero no estamos de acuerdo con el momento en el que Rosón ha planteado esta propuesta», añadió el exalcalde a través de una nota de prensa remitida a los medios de comunicación.

Por su parte, los portavoces de PSOE, IU, Foro y Ciudadanos a nivel regional se opusieron a esta propuesta después de la Junta de Portavoces, tal y como informó ayer Europa Press. Sin ir más lejos, el socialista Marcelino Marcos Líndez calificó este planteamiento 2como un disparate», mientras que Gaspar Llamazares afirmó que la «capitalidad es un activo y no un pasivo», aunque está dispuesto «a estudiar» esta propuesta durante las próximas semanas.

Cristina Coto,de Foro Asturias, se preguntó para qué quiere el equipo de gobierno local más recursos si el nivel de ejecución presupuestaria se sitúa en el 19% mientras que el portavoz de Ciudadanos en el parlamento asturiano, Nicanor García, indicó que este asunto no es una prioridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos