Rosón afirma que el Ayuntamiento de Oviedo puede crear cien empleos directos en 2018

Rubén Rosón
Rubén Rosón

El concejal de Economía asegura que solo se está a la espera de que el Gobierno levante las restricciones a la contratación pública

AGENCIAS

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, Rubén Rosón, ha asegurado este martes que está en condiciones y dispone del dinero necesario para generar cien empleos públicos directos el próximo año si se levantan las restricciones que en materia de contratación mantiene el Gobierno central.

En el Pleno municipal celebrado este martes, Rosón ha incidido en que si el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, da marcha atrás en las restricciones actuales a la contratación, Oviedo seguirá creando empleo público.

Rosón ha asegurado que en los dos últimos años el Ayuntamiento ha destinado 17,8 millones a la creación de empleo y que en ese periodo se han generado mil empleos públicos directos y temporales desde el Consistorio.

Según el edil de Somos, nunca antes en Oviedo se creó tanto empleo ni se invirtió tanto dinero en la creación de empleo.

Asimismo, ha asegurado que Oviedo lidera la creación de puestos de trabajo en Asturias ya que hay 1.700 personas que han encontrado ya empleo este año.

Los bienes de la Iglesia, a examen

Por otra parte, los grupos que sustentan al gobierno local (PSOE, Somos e IU), han sacado adelante con sus votos una proposición que pide conocer el listado de los registros de la propiedad de los bienes inmuebles de la Iglesia Católica en el municipio. Ciudadanos se ha abstenido, mientras que el PP ha votado en contra. El concejal 'popular' Gerardo Antuña ha dicho que ni siquiera los grupos que sustentan al gobierno local se ponen de acuerdo en el objetivo de la proposición. Para IU, ha afirmado, el fin último de la iniciativa no es otro que cobrar el IBI a la Iglesia Católica, algo que la concejala de IU Cristina Pontón ha negado.

Antuña ha dicho que detrás de la proposición se esconden organizaciones privadas y que la iniciativa busca un "expolio" y es "anticlerical". En este punto ha querido responderle la concejala de Somos Mercedes González, quien ha dicho que ella forma parte de la iglesia que comenzó con un Jesús que predicaba la "austeridad" y la "igualdad" como "valores supremos".

"Por eso llama mucho la atención que una parte de la Iglesia haya olvidado el mandato evangélico y lleve siglos procurando registrar a su nombre bienes que deberían ser del pueblo", ha comentado la concejala de Somos, que ha añadido que la propuesta va en la línea de los valores que defiende el Papa Francisco y que habría que propiciar un retorno a una iglesia "de los pobres y para los pobres".

Por parte del PSOE ha intervenido el edil Ricardo Fernández, quien ha negado que se busque expolio alguno. Más al contrario, ha señalado que lo que se busca es una solución "general" para una situación que ha supuesto un episodio de "pornografía inmobiliaria", tras unos años en los que la Iglesia ha registrado unas 40.000 propiedades.

Sin acuerdo sobre el grado de Deporte

Tampoco ha habido unanimidad ante una proposición para pedir la implantación en la ciudad del grado universitario en Ciencias de la Actividad Física y Deporte. Ha salido adelante un texto, pero después de dos votaciones, porque se había registrado un empate entre los grupos del equipo de gobierno (PSOE, Somos e IU) y la oposición (PP y ciudadanos). Al final, fue aprobada gracias al voto de calidad del alcalde, Wenceslao López.

Pero el texto aprobado no era el que había propuesto inicialmente el PP, sino precisamente una enmienda del equipo de Gobierno. La concejal de Somos Mercedes Fernández explicó que con esa enmienda buscaban que pretendían evitar que se diera oferta privada de ese grado.

Agustín Iglesias Caunedo mostró su malestar por el hecho de que, con la enmienda presentada por el equipo de gobierno, ni siquiera se pudiera votar el texto que él había defendido inicialmente y que perseguía que Oviedo contase por fin con ese tipo de estudios. Según Caunedo, la enmienda del equipo de Gobierno "alteraba" el texto inicial y suponía, en la práctica, una enmienda a la "totalidad". Ciudadanos también vió "artificioso" el texto alternativo. Caunedo, incluso, se ofreció a aprobar un texto con una enmienda 'in voce' que solicitaba fondos al Gobierno asturiano. Pero al final no fue tenida en cuenta a la hora de votar. El portavoz del PP terminó pidiendo un cambio en el reglamento para que las proposiciones no sean anuladas por enmiendas.

Fotos

Vídeos