Rosón avanza que los presupuestos de 2018 duplicarán la partida para el empleo

Rubén Rosón./E. C.
Rubén Rosón. / E. C.

El edil de Economía dice que el borrador de las cuentas incrementa también la dotación de becas de comedor, desayuno y libros

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Las cuentas municipales del año que viene van tomando forma. Ayer se celebró la segunda reunión del equipo de gobierno para tratar el presupuesto y el concejal de Economía, Rubén Rosón, avanzó que «multiplica por 2,5 las partidas dedicadas a mejorar la calidad de vida de los ovetenses».

En concreto, subirán las dotaciones de las becas de comedor (actualmente en 2,56 millones de euros), de desayuno (198.000 euros) y de libros de texto (100.00 euros). También se incrementará «un millón de euros las ayudas a las familias ovetenses más necesitadas» (la actual convocatoria prevé 536.900 euros de gasto para repartir 700 por familia) y «duplicamos lo destinado a generar empleo». La partida de fomento del empleo de las cuentas de 2017 asciende a casi 28 millones de euros.

En el encuentro de ayer, los concejales de gobierno trataron los capítulos de gasto dos (bienes corrientes y servicios, como la limpieza, el mantenimiento, la publicidad...) y cuatro (transferencias corrientes a otras entidades, por ejemplo para cooperación al desarrollo). «Espero que a finales de semana podamos tener cerrado el consenso presupuestario», expresó Rosón, que se dio de plazo «hasta el jueves o viernes» para cerrar los apartados de gasto.

La siguiente tarea será fijar las inversiones. Ahí, el edil se mostró optimista: «Entiendo que el capítulo al no tener un techo estipulado, va a haber poco que consensuar y van a poder entrar todas las inversiones necesarias para este 2018».

Cuadrar las cuentas no es una tarea fácil. Quedan pendientes procesos judiciales que podrían alterarlas; el más importante de todos, el de la liquidación del Palacio de Exposiciones y Congresos, más conocido como 'el Calatrava'. Si el Tribunal Supremo no admite el recurso del Ayuntamiento, tocará abonar 17 millones de euros.

También está todavía sin terminar de pagar la deuda de Villa Magdalena. Esta cuestión y las rebajas de impuestos y tasas municipales, además de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre las plusvalías sin beneficio, hacen que el presupuesto pueda contraerse hasta quedarse en menos de 200 millones de euros, frente a los 236 del año en curso. Las enmiendas de la oposición a las ordenanzas fiscales obligan asimismo a pequeños ajustes.

Con todo, la reflexión final del concejal fue positiva: «Nunca antes el Ayuntamiento tuvo unos presupuestos como los que tendrá en 2018, que destinan a lo social la inmensa parte de sus recursos. Esto forma parte de una apuesta por modificar las prioridades de Oviedo. Antes, aun habiendo dinero, la ciudad destinaba la mayor parte del mismo a amortizar deuda; ahora se destina a becas, se destina a empleo».

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos