Rubén Rosón califica de «temeridad» el posible cierre del Auditorio

Una imagen del exterior del Auditorio desde la plaza del Fresno (antigua plaza de La Gesta). / ALEX PIÑA
Una imagen del exterior del Auditorio desde la plaza del Fresno (antigua plaza de La Gesta). / ALEX PIÑA

Gabino de Lorenzo acusa a Wenceslao López de «vulnerar la ley» por «ocultar» el informe que alertaba de las deficiencias en el edificio

J. C. ABAD /C. PÉREZ OVIEDO.

A la espera. Es la frase que resume la situación que vive el equipo de gobierno del Ayuntamiento respecto al Auditorio Príncipe Felipe. En espera porque, como aseguró el edil de Economía y Turismo, Rubén Rosón, hasta que no se conozca el contenido del informe que prepara la jefa del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, Carmen del Prado, que resuelva sobre el posible uso del edificio, no se tomará una decisión. Eso sí, Rosón aseguró que en cuanto se conozca, la concejalía de la que es responsable «comenzará a actuar en el Auditorio para mejorar las condiciones de seguridad que tuvo durante estos 18 años».

Del informe dependerá el futuro más inmediato del Auditorio Príncipe Felipe, que puede ir desde un cierre total a uno parcial hasta que se subsanen las deficiencias en materia de seguridad que destapó el informe del Comité de Asesoramiento Tecnológico del Colegio de Arquitectos y de cuya existencia ya conocía el alcalde, Wenceslao López, hace más de un año, como así adelantó EL COMERCIO.

El edil de Economía apeló al «sentido común» para no tener que «echar el candado» al equipamiento, algo que sería, dijo, una «temeridad» por las consecuencias que tendría para la ciudad. En este sentido, se inclinó por mantener y reprogramar las actividades mientras se licitan y comienzan las obras de adecuación. La más urgentes, en «el sótano, los aforos de las salas para que casen con el plan de evacuación y en la tercera planta, que es la que plantea más problemas», enumeró Rosón. «El resto de intervenciones que tengamos que hacer, tanto en infraestructuras como en mejorar la seguridad anti incendios, habría que realizarlas en los meses de verano cuando hay menos actividad», señaló.

El edil también apuntó que ya se está trabajando en un plan de reorganización de actividades culturales para que «no se pierda ninguno de las programas de referencia internacional como los conciertos de piano que no se pueden hacer en otro lugar de la ciudad», contrapuso el edil que también mostró su apoyo a la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias que tiene su sede en el edificio: «Somos no va a poner en riesgo la sede de la OSPA», aseguró.

«Vulnera la ley»

Por su parte, el Delegado de Gobierno, Gabino de Lorenzo apeló a la falta de «lealtad institucional» por parte del equipo de gobierno municipal: «Nadie se ha dirigido a mí». Dijo que se tuvo que enterar por la prensa de las «graves deficiencias» que afectan al Auditorio en materia de seguridad. El que fuera alcalde de Oviedo, fue más allá y acusó al actual regidor, Wenceslao López, de «vulnerar la ley» por mantener «oculto», desde hace un año, el mencionado informe y «poner en peligro la vida de los espectadores. «Es posible que lo contemple el Código Penal», aseveró el delegado de Gobierno, durante la celebración de la festividad de los Ángeles Custodios, precisamente, ayer en el Auditorio Príncipe Felipe.

Gabino de Lorenzo se ofreció a colaborar y a «responder de nuestros actos». Recordó que en los 18 años que lleva abierto el edificio nunca hubo que lamentar un incidente para, a renglón seguido, añadir que si en este tiempo ha habido una modificación de las normas contra incendios «se adapte esta maravilla (por el Auditorio) a las normas».

Gabino de Lorenzo, que era alcalde cuando se inauguró el Auditorio Príncipe Felipe, en abril de 1999, reconoció que la normativa que se aplicó de aquella era «la correcta» ya que el edificio pasó «todos los filtros». Con todo, el delegado de Gobierno dio un paso atrás y cambió el discurso al reconocer que a pesar de que en todo este tiempo «no haya pasado nada» no quiere decir que el edificio «cumpla» para apuntar de nuevo a la «irresponsabilidad» del alcalde por mantener oculto el informe técnico que alertaba de las deficiencias. De Lorenzo defendió el cierre temporal del Auditorio e incluso contempló la reducción de su capacidad mientras el edificio se adapta a la norma, sentenció el delegado de Gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos