El rumano que secuestró a un taxista a punta de pistola no será expulsado de España

El rumano que secuestró a un taxista a punta de pistola no será expulsado de España

Pendiente aún de la calificación de la Fiscalía, se cumple un año desde que H. B. H. fuera encarcelado por detención ilegal y robo

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El joven de origen rumano encarcelado por el secuestro, el 26 de marzo del año pasado, de un taxista a punta de pistola en la parada de la calle Alonso Quintanilla, al que obligó a trasladarlo hasta el aeropuerto encañonándolo con el arma, le obligó a meterse en el maletero del vehículo y lo liberó horas después en Avilés, no será expulsado del país.

Hoy se cumplen doce meses desde que H. B. H., de 27 años, ingresase en prisión acusado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo de un delito de detención ilegal y otro de robo con intimidación por el secuestro del taxista. Un hecho que conmocionó a la sociedad ovetense en general y al gremio de la víctima en particular.

El secuestro:
tuvo lugar el 26 de marzo de 2017. H. B. H. se subió al taxi en la calle Alonso Quintanilla con destino al aeropuerto.
La amenza:
en mitad del trayecto encañonó con una pistola al conductor y le pidió que le llevase a Cudillero. Le obligó ameterse en el maletero.
La liberación:
tras sacarlo del maletero, le obligó a conducir hasta a Avilés, liberó al taxista y huyó.

Tras veintiséis días de búsqueda, los agentes policiales de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta detuvieron al agresor en el barrio gijonés de Laviada. Comprobaron que tan solo tres días después de haber secuestrado al conductor ovetense también había actuado del mismo modo en Galicia. Secuestró y robó a dos taxista en Santiago de Compostela y a un tercero en Lugo.

Por estos hechos se le abrió un expediente de expulsión del país que se haría efectivo en cuanto cumpliese con la Justicia española. Finalmente no será expulsado.

El abogado que se hizo cargo de este hecho, independiente a la causa penal, recurrió la orden de expulsión ante el Juzgado Contencioso-Administrativo número 5 de Oviedo. José Ramón Alonso Priede explicó a EL COMERCIO que presentó el recurso atendiendo al «principio fundamental de inocencia» de su defendido al carecer de antecedentes penales. El juzgado estimó el recurso y H. B. H. no será expulsado de España, al menos de momento.

Pendiente de juicio

El único acusado del secuestro del taxista permanece, trece meses después de los hechos, en prisión provisional y sin fianza en el Centro Penitenciario de Asturias. Se encuentra a la espera de la calificación penal por parte de la Fiscalía del Principado de Asturias, como así adelantó Miguel Fernández Arango, abogado del acusado en la causa. Hay que recordar que la fase de instrucción, aunque se inició en Oviedo, la lleva actualmente el Juzgado Instrucción número 5 de Avilés, porque fue en la villa del Adelantado donde la víctima presentó la denuncia del secuestro nada más ser liberado por su agresor.

El condenado llegó a España procedente de Rumanía hace once años, cuando aún era menor de edad. Se asentó primero en Valencia para luego llegar a Asturias «para buscarse la vida», pero su trayectoria delictiva le llevó por otros derroteros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos