«Lo esencial sigue intacto aunque hemos evolucionado musicalmente»

El batería del grupo donostiarra.
El batería del grupo donostiarra. / E. C.
Haritz Garde Batería de La Oreja de Van Gogh, que toca hoy en La Catedral

«La marcha de Amaia nos produjo un susto muy grande; llevamos diez años con Leire y ya no sentimos que es la nueva»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Los ovetenses cuentan las horas para que arranque San Mateo. La Oreja de Van Gogh será el segundo grupo que esta noche se suba al escenario instalado en la plaza de la Catedral. Ayer su batería, Haritz Garde, descansaba junto a su familia en San Sebastián antes de viajar hasta la capital asturiana para actuar a partir de las 23 horas.

-¿Tiene ganas de tocar en San Mateo?

-El miércoles actuamos en Móstoles y ayer hemos pasado el día en nuestra casa. La verdad es que estamos con muchas ansias de tocar en Oviedo. Siempre que hemos dado un concierto allí nos han recibido de maravilla, tenemos muy buenos recuerdos. También queremos dar una vuelta por la ciudad, porque la gente se porta genial con nosotros, y degustar la gastronomía local.

-¿Qué temas interpretarán?

-Las canciones del nuevo disco 'El planeta imaginario', aunque también haremos un repaso de temas de estos casi veinte años de música. Tenemos composiciones que han sido muy representativas y la gente aún se emociona. Merece mucho la pena seguir tocando esas notas.

-En el concierto tocarán 'Estoy vivo', la canción cuyos fondos irán destinados a la lucha contra el alzhéimer.

-Por supuesto. Esta tema es el más importante del último disco y con él queremos acompañar a los enfermos y a sus familiares.

-¿Les ha tocado la enfermedad de cerca?

-Tenemos amigos y conocidos que han pasado por ella. Esta versión es especial y han colaborado con nosotros muchos artistas ...

-Uno de ellos fue Melendi, ¿les dio algún consejo para San Mateo?

-El otro día hablé con él. Es siempre un honor contar con Melendi porque es muy cariñoso y nos dijo que sobre todo disfrutáramos.

-Llevan veinte años subidos a un escenario, ¿cómo han cambiado a lo largo de este tiempo?

-Queremos creer que lo esencial sigue intacto. Cada día disfrutamos más con nuestro trabajo y entre nosotros nos tenemos mucho respeto. Eso sí, hemos evolucionado musicalmente y cada vez somos más exigentes. Ahora buscamos no repetir las composiciones y no hacer cosas extrañas.

-Un gran cambio se produjo en 2008 con la marcha de Amaia Montero y la llegada de Leire Martínez.

-Sí, llevamos diez años con ella y ya no sentimos que es la nueva. La marcha de Amaia nos produjo un susto muy grande, pero Leire entendió muy bien nuestra esencia. Además fue un proceso bonito porque con ella volvimos a vivir sentimientos que nosotros sentimos al inicio del grupo.

-Leire salió de un concurso de televisión, ¿está de acuerdo con ellos?

-No tenemos nada en contra pero trabajan diferente. Nosotros componemos los temas y allí se versionan. Además, creemos que mucha gente se presenta para buscar la fama, aunque participar en un programa de televisión es una forma lícita de hacer música.

Fotos

Vídeos