«El Real Oviedo es una puerta a lo mejor que tiene Oviedo: la gente»

Oviedo se llena en el inicio de las fiestas de San Mateo. / Mario Rojas

El periodista Sid Lowe abre San Mateo 2017 con una declaración de amor al club y a una ciudad «que se mete en el corazón»

Susana Neira
SUSANA NEIRAOviedo

“Aquel día... Yo estaba roto. El dolor era insoportable. Sudaba, lloraba... Desde el lunes, levanté la mirada y vi al Cristo”. Con esta referencia a una aparatosa lesión en el campo del fútbol del Loyola arrancó a las ocho de la tarde el pregón el periodista deportivo Sid Lowe, dando así el pistoletazo de salida a los diez días de las fiestas de San Mateo.

Una lectura muy azul, para deleite de los centenares de aficionados del Real Oviedo que llenaron la plaza del Ayuntamiento bajo un cielo gris y con algunas lluvias, donde este “guiri”, como él mismo se definió, narró su paso como Erasmus en 1996 por la capital asturiana. Así comenzó su amor por una ciudad que “se mete en el corazón de la gente” y de la que guarda buenos recuerdos deportivos - “parte importantísima de mi comunidad ovetense fueron el Real Oviedo y, como no el Grisú”. También personales. De hecho, al final de este pregón en castellano y asturiano donde repasó la trayectoria del club y sus protagonistas, presentó a su hijo, “mi pequeño San Mateo particular. Se llama Charlie Mateo”. El pequeño se metió al público tras entonar un cántico del club carbayón, que recibió un sinfín de aplausos.

“El fútbol es la puerta, un acceso a la ciudad y a lo mejor que tiene: la gente. No estoy todo lo que quisiera, ellos tampoco, pero cuando venimos sentimos algo especial. Cuando volvemos, más”, dijo para ganarse uno de los muchos aplausos del público. Con el chupinazo de las capitanas del Real Oviedo Femenino y el Oviedo Balonmano, María Suárez y Lucía Álvarez, respectivamente, las fiestas han quedado inauguradas. “¡Puxa San Mateo!”, gritó la plaza antes de acercarse hasta los chiringuitos de El Antiguo y el Bombé, también abiertos al público desde esta tarde.

Tras el pregón, María Suárez y Lucía Álvarez, del Real Oviedo Femenino y del Balonmano Oviedo Femenino fueron las encargadas de dar el chupinazo que da comienzo a los festejos.

Más información

Fotos

Vídeos