Música apta para todos los padres

El paseo de La Rosaleda se veía así de lleno, ayer, durante el concierto de Petit Pop. / FOTOS P. LORENZANA
El paseo de La Rosaleda se veía así de lleno, ayer, durante el concierto de Petit Pop. / FOTOS P. LORENZANA

El grupo infantil Petip Pop encandila al público en el Campo de San Francisco

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Que un grupo de música infantil guste más a los papás que a los hijos tiene mucho mérito. El secreto de este logro está en que «te identificas con lo que ellos pasan todos los días», explica el Señor Gafotas. Él forma parte de Petit Pop. Ayer hizo pleno en el paseo de La Rosaleda, en el Campo de San Francisco, en un concierto multitudinario que nada tuvo que envidiar al de los Gemeliers del pasado sábado, también enmarcado en San Mateo. «Así vamos practicando para cuando tengamos que acompañar a la peque a los conciertos de adolescentes», señaló Julia Aparicio. Esa niña se llama Andrea López y esperaba ansiosa a que los Petit Pop saliesen al escenario. Se hicieron esperar. En concreto, media hora. Hubo quien se impacientó más de la cuenta. «Por qué tardan tanto», se oía de fondo. No entendían que todo artista que se precie siempre hace esperar a su público, por aquello de crear espectación. Aunque en este caso, la espera tuvo su justificación en la entrega de un premio con motivo del paseo en bici por la ciudad enmarcado en la Semana Europea de la Movilidad.

Eso sí, cuando Petit Pop salió al escenario cualquier conato de disgusto se disipó al instante. Incluso el de Candela Pérez: «Yo vengo porque me obligó mi madre», protestó. La madre se justificó: «A mí me gusta Petit Pop».

Lo dicho, no hay nada como ganarse el amor de los padres para triunfar con los hijos aunque sea a golpe de guitarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos